La pobreza, un "crimen" que se paga con la muerte. Un documental de Felipe Zuleta

Loading...

lunes, 4 de agosto de 2008

El Espectador


(Los desplazados de la 93)

Tapando el estiércol

MUCHOS SON LOS ASUNTOS EN LOS que le está yendo pésimo al país y, de contera, al gobierno nacional, asuntos estos que por supuesto se le han salido de las manos al sr. uribe porque él, como los gatos, se ha dedicado a esconder, tapar, ocultar su propio estiércol.
Esta semana fue especialmente mala en el campo de la inseguridad, que está afectando en materia grave a todas las ciudades del país, pero muy fuertemente a Medellín y a Bogotá. Tan solo en los últimos diez días he sabido de cinco personas allegadas o conocidas que han sido atracadas en la capital. A una de ellas le cortaron un dedo por negarse a entregar el anillo.

Así están las cosas, mientras la policía tiene que utilizar 150 uniformados para cumplir un desalojo ordenado por un juez contra la familia Herrera de Bogotá. No estoy culpando por eso a la Policía Nacional, que trata de hacer lo mejor que puede en un país cuyos niveles delincuenciales superan de lejos las estadísticas de los países más violentos del mundo. ¡Cosas de la seguridad democrática!

Algo debe estar al revés desde que cientos de desplazados tengan que tomarse el parque de la 93 para exigir que el Gobierno les ponga atención, mientras los concejales de Candelaria se toman la Plaza de Bolívar implorando agua potable, mientras miles de empleados independientes hacen colas para pagar la desastrosa PILA creada por el inepto Ministro de Protección Social, mientras los transportadores se declaran en paro y mientras las carreteras están todas en mal estado y colapsando.

Pero eso no le importa a nadie, porque los ricos no necesitan hacer colas, no han sido desplazados, tienen agua potable para botar a lo alto mientras miles de colombianos imploran por una gota de agua y otros millones tratan de vivir con el miserable salario mínimo que apenas alcanza para medio sobrevivir y mal.

Son tales las barbaridades que pasan a diario en este país del Mesías y el Sagrado Corazón, que la noticia de los niños muriendo de hambre en Chocó, como en África, no atrajo la atención de ningún funcionario del Gobierno, funcionarios que salen a relamerse cuando la noticia les conviene y se esconden como los delincuentes cuando la noticia “los perjudica”.

Y hablando de las injusticias que se cometen en Colombia, ya verán ustedes que en tanto a los paramilitares que confesaron tocar gaitas y bailar cuando cometían sus masacres les van a dar 4 años de “prisión”, al sargento que se tomó con una granada un banco en Bogotá —en un acto de desesperación porque le negaron su pensión— le van a clavar una sentencia de 28 años en la cárcel. ¡El mundo al revés!

El gobierno del Sr. Uribe, aparte de diezmar un poco a la guerrilla, no ha hecho absolutamente nada para mejorarles las condiciones de vida a millones de nuestros compatriotas, quienes empezarán muy pronto a pasarle la cuenta de cobro a un gobierno que ha dedicado la mayoría de su tiempo a ocultar sus crímenes, perseguir opositores, manipular congresistas, comprar conciencias, amedrentar sindicalistas, inventar coartadas y hacer populismo barato.

Notícula

María Isabel Rueda nos ha comparado a Daniel Coronell, a María Jimena Duzán y a mí con el guerrillero Alfonso Cano.

Mi estimada María Isabel: Jamás pensé verte del lado del nuevo Cartel de Medellín y sentada conspirando con un primo de Pablo. ¡Ver para creer!

Caricatura Cortesía de Bacteria Opina.

65 comentarios:

Anónimo dijo...

LA PRIMERA SILLA VACÍA DEBE SER LA
DEL PRESIDENTE URIBE.En un país con
un mínimo de decencia,no hablo siquiera de un estado de derecho,
Uribe,además,estaría preso.No hay delito que no haya cometido el hijo
del "loco" Alberto Uribe Sierra.

Anónimo dijo...

La entrevista de HH,publicada ayer
por EL ESPECTADOR nos lleva al callejón sin salida de la ignominia:
Colombia es una narcocracia.Mancuso,
don Berna,HH,TODOS AFIRMAN QUE RITO
ALEJO DEL RÍO,obraba de consuno con
ellos.Sin embargo los fiscales OSORIO,IGUARÁN Y MANDOZA DIAGO,protegen al general,quien es un criminal de lesa humanidad.Van diez años de impunidad.

Anónimo dijo...

EL PROTECTOR DEL GENERAL RITO ALEJO
DEL RÍO ES ALVARO URIBE VÉLEZ.Son uña
y mugre.Estuvieron juntos en las
masacres de Urabá.

Anónimo dijo...

Es una lástima que el doctor Felipe
nos tenga sometido a esta lentitud
que terminará con este blogg,de lo
contrario algún amigo nos bajaría
las declaraciones de HH sobre las
actuaciones sangrientas del general
Rito Alejo del Río en Urabá.

Anónimo dijo...

Repetidamente Felipe Zuleta LLeras
ha descalificado con duros epítetos
a "las ratas de las farc".Nunca,y nunca es nunca,María Isabel Rueda
se ha referido al pasado mafioso y
paramiliar del jefazo Uribe.

Anónimo dijo...

Mientras el doctor Felipe,de manera
permanente y rotunda,descalifica a "
las ratas de las farc",recordando sus
crímenes,jamás la doctora María Isabel Rueda se ha referido al pasado
criminal de su jefe Alvaro Uribe
Rueda.

Anónimo dijo...

EL JEFE PARAMILITAR HH confiesa en la
entrevista publicada en EL ESPECTADOR
de ayer domingo que cuando el general
Rito Alejo del Río era comandante de
la brigada en Urabá la complicidad
entre el ejército y los paramilitares
era absoluta,hasta el extremo que
patrullaban juntos y que el general Rito Alejo del Río secuestraba ciudadanos y los mantenía (secuestrados) en la brigada,donde
los entregaba a los paramilitares,
quienes los torturaban,asesinaban y
desaparecían.El gobernador era Alvaro Uribe Vélez.

Anónimo dijo...

YO ME PREGUNTO LOS COLOMBIANO SABEN EN QUE PAIS VIVEN?

Anónimo dijo...

Suelte el blog que se muere.

Anónimo dijo...

Uuuuuuuy Maria Isabel, cómo así,
¿acaso, no podrías ser un poco más ramplona en tu escritura...?


(lee la entrevista (¿?) a Rudolf Hommes en Le Miento)


Bueno, mentiría:
si puedes.

A este man se le acabó el teflón con ganas. Que miedo: no hay nada más peligroso que una rata, con hambre y acorralada...


¡imagine ud. a MIL!

Menos mal me apertreché un poquito, porque o si no me iba al carajo... a aprivisionarse, o paaaaaila...

Anónimo dijo...

Lo de la impunidad de los narco- paramilitares estaba anunciado y muestra una vez mas la doble moral del gobierno gringo.

La pregunta ahora es si aun queda algun instrumento para evitar que esos genocidas continuen burlando la justiciaes y si hay alguien que pueda acudir a ese mecanismo

Anónimo dijo...

A proposito de la Sra MARIA ISABEL RUEDA...,

... Recuerdo muy bien que cuando hallaron el cadaver del asesor de Piedad Cordoba (JAIME GOMEZ)...
... esta misma señara escribio una columna en la Revista "Semana" con un titulo que describe muy bien su calidad humana.

NO RECUERDO CON TODA EXACTITUD EL TITULO.

Pero, contra toda evidencia, esta señara imbecil se preguntaba si el Señor Jaime Gomez...

¡NO TENIA EL DERECHO DE MORIR EN UN ACCIDENTE!

Comprenderan que no lei mas que el titulo... y jamas podre leer a esa sra. hasta su apariencia me parece repulsiva

Anónimo dijo...

EL MANTENER A MILENE ANDRADE COMO CONSUL DE COLOMBIA EN NUEVA YORK, ES EL MEJOR EJEMPLO DE LA VINCULAION CON EL PARAMILITARISMO DE ESTE GOBIERNO.

EL CONSULADO DE COLOMBIA EN NUEVA YORK ACABA DE HACER UNA FIESTA Y CONDECORARON AL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE CORDOBA, EL MISMO QUE FUE IMPUESTO POR LA CONSUL, MANCUSO Y WILLIAM SALLEG.

Anónimo dijo...

FELIPE,

Definitivamente hay gente que esta saboteando la encuesta. Ya lo pude comprobar.

Lo mejor es que deje a un lado ese mecanismo de sondeo porque puede ser contraproducente....

La lectura de los resultados puede engañar a cualquier lector ingenuo y desprevenido

Anónimo dijo...

El Falaz 95%"

Felipe le jaquearon las respuestas a la encuesta:

Miré e iba ganando la de que el capo varito ayudaba a los paras, y habia no mas de 20 votos, al rato, como a la hora ya habia como 258, e iba ganando, por supuesto la de que el capo consideraba que eran muy bajas las penas de sus compinches.

Esto demuestra que hay una horda de internautas contratados por el cartel para hacer parecer que todo el mundo apoya al bellaco.

Anónimo dijo...

Felipe y comentaristas:

La manipulación de las encuestas es un asunto de meno rimportancia, que en todo caso demuestra la desesperación que cunde entre la trouppe del mesías cuando alguien piensa diferente a ellos.

Están cagados de la deseperación porque una elemental encuesta acerca de un tema cualquiera no refleja la bajeza del mandamás de narquiño. Evidencia entonce lo bajos que son los procedimientos del régimen.

Cuando las cosas no funcionan, modifíquelas no solo a través de la "persuasión", sino de la manipulación. Por lo menos existimos, aún no nos han asesinado. Algo es algo. Por lo demás disfrutemos de la bellaquería del régimen.

Anónimo dijo...

NOTICIA EL TIEMPO:

Fiscal Iguarán también hizo lobby por la reelección: Yidis
Según la ex congresista Yidis Medina, Mario Iguarán fue uno de los que elaboró el proyecto de reelección y asistió a cada una de las reuniones promoviendo la segunda candidatura del presidente Álvaro Uribe.

O.E.M. 8.8. dijo...

ACA ENTRE NOS

TE LESITE ACASO YA los protocolos de los sabios de sion .?

y POR ESTO ESTOS JUICIOS TAN ELOCUENTES QUE SACAS EN TU SITE .?

que bin , pero mira que si censuras el blog no sea por culpa del orate ....


si lo censuras ha de ser porque ALGIEN A TU ALREDEDOR LE INCOMMODA DEMASIADO LO QUE EL ORATE DICE ...


loco o no dice una version diferente de la que todos creemos .

qe no sea por culpa de un orate queabla de unos impostorres que se escudan bajo el manto sacerdotal judio para jstficar apitaismo guerras comunismo religion publicidad y hecatombe y degeneraiento de las razas ....

si lo censuras es porque a ALUIEN A TU ALREDEDOR LE INCOMODA BASTANTE que alguien ve mas alla de lo quue queren que vveamos ...

el que avisra mas alla de las masacres el traketeo el nepotismo el cinismo y la hiporesia ... uno como el orate que sabe muy bien , perfectamente qe la porqueria tiene un solo dueño ....

y que la unica lgica que debefuncionar en la humanidad y sus sociedades es la que comulgue con la PACHAMAMMA y su perfecta inmesidad y ciclos naturales .!

agua aire tierra fuego , lo demas es vanidad y banalidad ..

SIEG HEIL .!


Y TODO BIEN , NO CENSURES QUE YO ME QUEDO BIEN CALLADITTO ....

quita la censura , que no hablare de los dueños de la porqueria ...

qutala todo bien ...

11


saludos desde el macizo COLOMBIANO .... aua oxigeno y bendiciones para los seres atormentados por la farsa del "progreso" y su grandisima puta la "civilizacion"

Anónimo dijo...

Pobres colombianos. Como no tienen garantizada su sobrevivencia, viven esclavizados por el dia a dia y no logran tener alguna idea del mañana mas allá de un mes. Así el gobierno improvisa e improvisa en los temas internos de acuerdo al humor de JOG y JMS mientras se negocian con EEUU y las transnacionales acuerdos que durarán mas de 50 años.
Colombianos despierten que se están robando hasta los muebles!!!

Anónimo dijo...

felipe que estará pensando mauricio vargas y maria isabel rueda, defensores asérrimos de la extradición de los narcoparamilitares, de las irrisorias penas que les estan dando en estados unidos? Me deja perpleja la doble moral y desfachatez que manejan los medios de comunicacón aterrados por todos los crimenes cometidos por el carnicero de yugoeslavia pero no se toman la molestia de pensar que aqui dejamos extraditar a los narcoparamilitares, iguales o peores que este carnicero, sin que se les condenase por los delitos de lesa humanidad cometidos aqui. Sera que mancuso, berna, jorge 40 y uribe velez no van a pagar por todos los delitos de lesa humanidad que han cometido? donde esta la corte penal internacional para que intervenga e impida que estos monstruos salgan impunes de masacrar y picar a miles y miles de compatriotas. Justicia ya.

Anónimo dijo...

Felipe le reprocha, con razón, a Maria Isabel Rueda quien lo compara con Alfonso Cano por sus opiniones en contra del regimen de AUV.
Si eso hace esta servidora del régimen con unos periodistas reconocidos a nivel nacional, que no harán con nosotros que no somos nadie? De una nos tildan de guerrilleros y nos mandan a matar.
A eso le llaman seguridad democrática, confianza para los inversionistas, el postconflicto, bla, bla, bla....

Anónimo dijo...

Ilusos los Colombianos que se dejaron llenar la cabeza de aserrín con el famoso boom de la "seguridad democrática" cuando lo que aquí hay es un guerrerismo camuflado con Vigilancia. Es imposible de creer que las Fuerzas Militares de Colombia se hayan prestado para la proliferación de los PARAMILITARES como motor de desarrollo de su trabajo, ya que les quedaba imposible mostrar resultados. Igualmente es deningrante para todo ser humano que sean las mismas Fuerzas Militares de Colombia las encubadoras de las Fosas Comúnes, asi como también que estos ASESINOS ENCUBADOS POR URIBE gozaran del total apoyo de las Fuerzas Militares de Colombia, así como también que una PEQUECA de TRES SOLES LLAMADA RITO ALEJO DEL RIO les haya dado confianza y permitido la entrada a la Brigada para sacar civiles con fines de secuestro para despues ser torturados. Es increíble también que una vez capturados los PARAS con una sola llamada a LOS GENERALES ellos obtengan su libertad. No esperemos más, estamos en un DESGOBIERNO que cada día alimenta el odio con fines retorcidos de satisfacción unilateral de necesidades. Es increíble también que el INPEC se preste para desvirtuar y crear cortinas de mentiras para que un PRESIDENTE que se Ufana de "HABER SIDO DOCENTE DE HARVARD", no sea señalado y mantenga su falsa popularidad. Es imposible también de creer que una orden de captura sea conocida primero por el capturado que por los mismos encargados de realizar el operativo. Es imposible de creer que un Fiscal General en EJERCICIO HAGA LOBBY, y Redacte proyecto reeleccionista aún a sabiendas que se iba a delinquir. Por estas y muchas razones más, pongamos todos la MANO FIRME, en nuestro CORAZON GRANDE y digamos con ORGULLO PAISA: COLOMBIA ES PASIÓN.

-----------------------------------

Sr. Zuleta no se asombre con aquellos BUHONEROS de la INFORMACIÓN ( como la Gordita RUEDA), que se arrodillan por una sonrisa y unas monedas. Aunque lo tilden de AMIGO DE ALFONSO CANO, SIGAMOS en esta LUCHA por INFORMAR al país y al mundo. Y que estos PUSILANIMES PERIODISTAS no sigan perdiendo conciencias.

Anónimo dijo...

Este fin de semana fui donde las monjas que venden las oraciones al señor por AUV, en el parque de Bolivar de Medellín. Les pregunté si no tenian oraciones por Pablo Escobar, que estaba haciendo muchos milagros, como AUV y que como AUV el era muy bueno pero tenia unos enemigos muy malos.
Al final se me hicieron las locas con las estampas al ver que yo me burlaba de ellas. Al irme les dije que eran unas hipócritas que le rezaban a dios para que ayudara al diablo. Ellas me respondieron que yo era el diablo.

Los uribistas solo son fuertes cuando ponen sus armas de por medio.

Anónimo dijo...

Si no me explican cual es el horario para participar en el blog no vuelvo a hacerlo.
Felipe ponele diámica a esto!!!!

Anónimo dijo...

Lo que mas me inquieta es que el señor (o como lo llamaria varito, el buen muchacho), este recalcando y recalcando y recalcando que el mato a carlos castaño.

Hace poco algun forista nos dejo un video en youtube en el que intervienen a una bandida consul del narcouribsiamo en NY, y cuando habla con el mono se refiere a su "papa", y que se van a tomar unos tintos.

Yo personalmente no creo que Castaño este muerto, por el contrario se halla en EU donde les preparo el patio a todos sus compinches.

Este asesino HH, habla dos tonterias y despues vuelve con lo de castaño. Y dos tonterias mas y vuelve con lo de Castaño. Y dele que dele que dele sin aportar ningun otro aparante hecho que lo ya difundido por la narco prensa colombiana.

Anónimo dijo...

Fíjense que dos asiduos del blogg
como Rebeca y Orlando el curioso,
prefirieron irse por la lentitud del blogg.

Anónimo dijo...

Felipe porque el pueblo lo aclama, me tomé el atrevimiento de enviar una opinión con la entrevista de HH al Diario EL ESPECTADOR, para que autorize ser colgada aquí en su blog. La verdad este blog es una EXCELENTE FUENTE DE INFORMACIÓN. Aprovecho para pedirle disculpas en nombre de todos aquellos fieles lectores que vimos como algunos MUERDAGOS de Palacio expresaron zafiedades al estilo "SALGAREÑO Y CAREPAPA" GALLOS FINOS de la BAZOFIA, en su columna de EL ESPECTADOR, hasta llevarlo al punto de la supresión de las opiniones, con el fin de callar su pluma, pero gracias a la INTELIGENCIA ZULETA, les salió peor el remedio que le enfermedad. USTED ES EL POLLO FELIPE, así como decimos los llaneros. NO FLANQUEEMOS FELIPE, y que esa PATALETA DE AHOGADA DE LA SENESCAL Y LACAYA de maría isabel rueda ( y con minúscula), sea un IMPULSO para que SIGAMOS TODOS UNIDOS EXORCISANDO A COLOMBIA DE EL MESIAS. Porque USTED ES UN PERIODISTA con principios que le permiten seguir aportando valores como la Verdad, Honestidad, Transparencia, olvidados y desdibujados por aquellos VERDADEROS MERCENARIOS DE LA INFORMACIÓN.
----------------------------------

‘H.H.’ se confiesa. ACUSA A EMPRESARIOS Y MILITARES


Veinticuatro horas después de que la Corte Suprema de Justicia autorizara su extradición, el ex jefe paramilitar reveló sus secretos.

Desde el pasado jueves 31 de julio, Hebert Veloza García, más conocido como el temible jefe paramiltar H.H., entró en el pabellón de los extraditables. La Corte Suprema de Justicia autorizó su envío a Estados Unidos y es cuestión de días para que se haga efectiva. Pero antes de irse decidió consignar sus principales verdades. Se acostumbró a matar, ahora ya no le teme a nada y sin tapujos reconoce que Carlos Castaño tenía razón: tarde o temprano la suerte de las autodefensas se tendría que saldar ante la justicia norteamericana. Su última confesión se la entregó a El Espectador.

¿Cree que con su extradición se va una parte de la verdad de todo este proceso de las autodefensas?

El objetivo mío siempre ha sido tratar de terminar el proceso de justicia y paz que es lo más importante tanto para el país como para las víctimas y para la historia de lo que es la guerra en el país, pero yo estoy dispuesto a acatar cualquier decisión que tome la justicia colombiana de mi situación jurídica acá o en los Estados Unidos.

¿No le tiene temor a la extradición para nada?

Pues eso se tiene que afrontar. Hay que estar preparado así sea ya o mañana o cuando sea,

¿Qué pasa con la verdad para las víctimas?

He visto que ha sido muy difícil tomarles versión a los otros comandantes que fueron extraditados. Ha sido imposible. Entonces creo que la verdad si quedará mocha, sin terminar de contar ya que como usted sabe, una guerra tan larga y tan atroz no se cuenta en un mes o dos meses. Hay gente que dice que no se está contando la verdad. Lo que pasa es que la guerra no se cuenta de un día para otro. Fueron muchos años de guerra y muchos los muertos. En mi caso personal, he tratado de que me oficien lo más ligero posible pensando en la extradición pero creo que a la verdad sí va a quedar faltándole mucho.

¿No cree que con su extradición, como con la extradición de los otros jefes paramilitares, van a descansar muchos militares, políticos y empresarios?

Yo creo que sí porque de todas maneras justicia y paz está aclarando quiénes apoyaron, quiénes financiaron, quiénes se beneficiaron de las autodefensas, y yo creo que la gente está más temerosa de que nosotros sigamos hablando.

Si lo pudiera medir en porcentajes, ¿de 1 a 100% qué tanto le ha confesado a la justicia?

No. Estamos en una etapa de contar la guerra, de contar cómo sucedieron los hechos de las víctimas; estamos ubicando fosas; ya estamos entrando en la etapa donde vamos a hablar de lo que es política, de lo que es financiación, de lo que es narcotráfico; todo lo que ya tiene relación con otras facetas de la guerra. Pero se inició todo estos tiempos que hemos trabajado las versiones hemos trabajado en las víctimas, en ubicación de fosas, que ha sido muy difícil porque el Inpec está fraccionando la verdad en el país. El Inpec está controlando las versiones y es muy difícil para el país que se conozca la verdad ya que yo solo no hice la guerra. Por seguridad a mí no me sacan a ubicar las fosas, entonces estamos trabajando con unos muchachos donde ellos son los que van y muestran los sitios de las fosas, pero el general no ha permitido esas entrevistas y esto va dificultar la ubicación de las fosas y con mi extradición son muchas las fosas que nunca se van a poder ubicar.

¿Y a qué atribuye usted esa negativa?

No sé. Entregué la USB de Carlos Castaño y me aislaron. Si entrego otra información más grande abren Gorgona otra vez para meterme a mí. Es muy difícil seguir contando la verdad en este país así.

Bueno pero deme un porcentaje de lo que ha hablado. Que le falta por contar, ¿un 50%?

Vamos por la mitad. Estamos en un 50% de las verdades que yo sé.

¿Y ese otro 50% de la verdad se va a ir a los Estados Unidos?

Pues en el momento que me extraditen, sí.

¿Es muy probable que a usted lo extraditen muy pronto?

Sí, lo estamos esperando.

Usted puso el tema de de la USB de Carlos Castaño. ¿Porqué a uno le da la sensación de que todos en general van midiendo sus versiones y como alargando todos sus testimonios? ¿por qué no cuentan todo más rápido?

Si a usted lo sientan en una sala de versión para que cuenta su vida de dos años o más, no la cuenta en cinco días. Y no es que usted la esté fraccionando, sino que el tiempo no le da. Esta es la guerra donde ha habido miles de muertos, donde ha habido miles de hechos, donde participaron muchas personas, donde yo como autodefensa desde el año 94 estuve en casi todas las zonas del país. Donde tengo que reconstruir hechos del Magdalena, La Guajira, Córdoba, Urabá, Cauca, Valle, Antioquia. Entonces es algo muy difícil de reconstruir de un día para otro. Porque nosotros tampoco íbamos tomando nota o íbamos anotando a cada persona que asesinábamos o todas las operaciones que hacíamos. Ahora estamos devolviendo el casete, como se dice, tratando de organizar todo porque de eso se trata la verdad. Este es un proceso que fue creado para las víctimas y a a medida que avanzó se fue desvirtuando y yendo para otro sentido que fue la parapolítica, y las víctimas pasaron a un segundo plano. En mi caso personal siempre he dicho que este proceso se hizo fue para las víctimas y las víctimas tienen prioridad. Por eso yo siempre he hablado de la verdad, de por qué murió tanta gente en las zonas, por qué surgieron las fosas comunes, donde están las fosas, porqué murieron esas personas y ya estamos en la etapa de hablar de políticos, de financiaciones, de participación de mucha gente que es de la sociedad, empresarios, los que iniciaron la guerra. No es que estemos fraccionando la verdad.

¿Usted conoció el contenido de esa USB que según se dice contiene el testamento de Carlos Castaño?

Sí, claro, yo conocí parte del contenido. Ya le toca es a la Fiscalía dar a conocer lo que hay ahí porque no puedo hacerlo yo. Pero son nueve mil y pico de archivos donde se habla de todo, de muchas personas importantes para el país.

Deme sólo un dato que no se conozca hasta ahora de esa USB.

No, no puedo, porque ése es un trabajo que le toca a la Fiscalía y haría mal yo en ponerme a hablar del contenido.

¿Será que Carlos Castaño tenía razón en su idea de negociar directamente con los Estados Unidos y saldar las cuentas directamente con esa justicia? Porque lo que pasó finalmente aquí es que todos terminaros extraditados o van a terminara allá…

Siempre lo he dicho: el daño más grande que nosotros le hicimos al proceso de paz fue haber matado a Carlos Castaño. El daño más grande que le hicimos nosotros al proceso y a nuestros patrulleros y a la gente de las bases fue su muerte y la de Doble Cero. Ahora se ve el resurgimiento de nuevas bandas. Todo lo que Carlos pronosticó nos pasó o nos está pasando. El error de Carlos fue haberse preparado demasiado para esa negociación cuando muchas de esas personas no estaban muy interesadas en una negociación. Pero el error más grande fue haber matado a Carlos Castaño.

¿Qué se ha cumplido de lo que pronosticó Castaño?

Todo: que íbamos a terminar en la cárcel, las autodefensas destruidas, matándose unos contra otros, extraditados. Carlos siempre decía que una negociación verdadera tenía que tener participación del gobierno americano porque ya no un problema del Estado colombiano sino que ya había salido de Colombia. Entonces que debía negociarse con los americanos. Eso siempre lo dijo Carlos y desde luego que así debió ser.

¿A él lo asesinan es por esos acercamientos que tiene con la justicia norteamericana?

En parte, porque el problema de las autodefensas es que en su crecimiento se fue vinculando mucha gente que no tenía el sentido de pertenencia ni esa convicción antisubversiva. Entraron porque las autodefensas se volvieron un negocio. Pero sí, el acercamiento y la idea de Carlos de negociar con los americanos tuvo mucho que ver con su muerte.

¿Cuántos jefes de las autodefensas también comparten la idea de que el asesinato de Carlos Castaño fue lo peor que le pudo pasar a las AUC?

En esa época con el mismo Vicente Castaño lo hablamos y él reconocía que fue un error haberlo matado.

¿Vicente Castaño está vivo?

Pues hasta la última vez que lo vi estaba vivo.

¿Cuándo fue la última vez que lo vio?

La última vez lo vi en Villa Esperanza en una reunión con el ministro Sabas y el Alto Comisionado para la Paz.

¿Usted cree que eso que dicen de que él está muerto es una estrategia para bajar su perfil?

Siempre lo he dicho. No fueron capaces de ocultar la muerte de Marulanda que estaba en la selva; no fuimos capaces de ocultar la muerte de Carlos Castaño... Es imposible ocultar la muerte de una persona tan importante en el país. Yo creo que ya se hubiera comprobado si estuviera muerto

Hablemos de lo que usted ya le ha revelado a la justicia en el tema de algunos dirigentes políticos. Sobre el tema del senador Juan Carlos Martínez usted no ha ahondado mucho, hábleme de él.

Sobre el tema de Juan Carlos se están presentando una serie de situaciones en el Valle donde estaban yendo periodistas a tratar de desvirtuar muchas cosas con los muchachos que están detenidos en algunas cárceles. Y entonces adelanté mi versión sobre él, que es un senador con influencia en Buenaventura, que nosotros lo apoyamos, que tiene vínculos con el narcotráfico y que nosotros lo apoyamos por pedido de algunos amigos que nos pagaban impuestos para salidas de narcotráfico. Era un tipo muy poderoso en el Valle

¿Cómo fue el acercamiento de él con las autodefensas?

Es que cuando nosotros llegamos a Buenaventura en el año 2000, una persona que hacía la parte política, Fernando Político, empieza los contactos con el senador Juan Carlos Martínez, ya que Juan Carlos era muy amigo de personas muy conocidas en el mundo de Buenaventura.

¿Es decir ustedes vienen apoyándolo de alguna manera desde el 2000?

Sí, desde el año 2000.

¿Y entonces le ayudaron para el 2002 y para el 2006 también?

Yo di un cronograma de todos los barrios que nosotros controlábamos en Buenaventura. Nosotros controlábamos casi la totalidad de Buenaventura y donde la votación allá del senador Juan Carlos, la podrán verificar, se dio fue con el apoyo nuestro.

Pero usted que empezaron a apoyarlo por solicitud de los narcotraficantes. ¿La relación de este senador con el narcotráfico es anterior a la relación que tuvo con ustedes?

Lógico

¿Y esos tipos eran quiénes?

Holmes Durán era uno de ellos y los hermanos González.

¿Esas relaciones de Martínez y esta gente vienen desde cuándo?

No sé, pero creo que se conocen desde niños.

¿Y por qué estos tipos querían apoyarlo?

Porque nosotros teníamos el control de Buenaventura y por ese control era necesario nuestra ayuda para poder que sacara la mayoría de votos y estos ‘narcos’ que lo conocían desde niño y que nos pagaban impuestos por la droga nos pidieron el favor de que lo ayudáramos.

Este señor fue el padrino de la campaña del actual gobernador del Valle Juan Carlos Abadía ¿Usted conoce algo de él?

No puedo adelantarme a dar nombres que no haya dado en Justicia y paz.

Yo le estoy dando una ventana para que adelante verdades porque su extradición está a la vuelta de la esquina. ¿No le da susto llevarse muchos de sus secretos a los Estados Unidos?

No pues, si nos toca llevárnoslos nos los llevamos y algún día volveré a Colombia

¿En 30 años?

El tiempo no es el infinito, toda condena tiene un fin.

Bueno muy bien, ¿pero de Abadía se abstiene de hablar?

Sí, en el momento en que hablemos de otros personajes de la política en el Valle, si está vinculado lo mencionaremos.

¿Y de la senadora Dilian Francisca Toro?

No la conozco y sólo la he visto por televisión. En ningún momento se reunió conmigo.

¿Y el senador Luis Fernando Velasco?

Yo nunca dije que me reuní con él sino que uno de mis subalternos sí lo hizo.

¿Bueno pero a usted le consta si él le solicitó algo a las Auc? ¿Qué le reportaron sus subalternos a usted?

A nosotros los subalternos para poderse reunir con personajes yo tenía que autorizarlos. Como yo era clandestino no le daba la cara a políticos ni a militares, pero se autorizaba a Fernando Político y a Andrés Camilo y a otras personas de la región para reunirse con políticos. Yo mencioné que un subalterno mío, Armando Lugo, se había reunido con Velasco.

¿Qué le reportó su subalterno en esa reunión?

Eso está en una investigación en la Corte Suprema. Yo le pedí a la Corte que escuchara a Armando Lugo para que él explique qué acuerdos hizo con él o para que se reunió con él porque como le digo, no quiero entrar en más desinformación. Lugo está detenido en la cárcel de Bellavista.

¿Fue uno o fueron varios encuentros?

Creo que un solo encuentro

¿Pero Velasco ha dicho que ha sido un opositor del paramilitarismo?

Pues todos los senadores, representantes o políticos que han resultado mencionados han dicho que son enemigos nuestros y que nos han combatido. Y a todos se les ha comprobado que sí tenían vínculos con las autodefensas. Nosotros estamos como la novia fea, en la noche nos acariciaban y en el día no nos voltiaban a mirar.

¿Esas reuniones de sus subalternos con políticos éstos sabían con quiénes se encontraban o no?

Había unos mandos medios que eran muy reconocidos en la zona donde operaban. Entonces esas personas tenían un dominio tanto político como militar en la zona y es casi que imposible que personajes políticos se reunieran con ellos sin saber que eran de las autodefensas. Toda la comunidad sabe quién es cada uno de los comandantes en la zona. Entonces es imposible que se programen unas reuniones con las comunidades y miembros de las autodefensas sin que el político sepa.

¿En este proceso no hay víctimas ni trampas entonces?

Nadie es culpable hasta que se le demuestre lo contrario. Hay casos donde muchos que están detenidos sí tuvieron vínculos directos con nosotros. Pero de pronto por cosas de la vida algunos tuvieron relación sin saber que éramos de las Auc.

¿Y el ex gobernador del Cauca Juan José Cháux?

Él se reunió con nosotros porque tenía un familiar secuestrado, y en una reunión estuvo Vicente Castaño, Carlos, Don Berna y yo. Él estaba pidiendo colaboración para que si nosotros lo teníamos se lo entregáramos. Se le aclaró que nosotros no lo teníamos. No más. Nosotros no lo beneficiamos políticamente.

¿Y el senador antioqueño Rubén Darío Quintero?

Rubén Darío Quintero de pronto fue una persona de las que de pronto tuvieron una vinculación sin saber. En Urabá se montó un proyecto político regional, el Urabá Grande, y se escogieron unos Representantes a la Cámara de la zona del Urabá. Estos representantes buscaron el aval de él. El proyecto político se montó en la zona de Urabá con el aval de todos los grupos que tienen influencia allá, el grupo de El Alemán, de Raúl Hazbún y mío. Pero el Alemán fue el encargado de liderar ese proyecto político. A mi no me consta nada de Quintero, no sé si el Alemán.

¿Él es una víctima en este caso?

No sé. Conmigo no tuvo relación.

¿Y el senador Antonio valencia?

A Antonio Valencia yo lo apoyé también. Él fue asesor de Asocomún, una asociación de asociaciones comunales de la zona que era manejada por el Bloque Elmer Cárdenas, y él además hizo formula con Alberto Jiménez, una persona que yo apoyé y que era parte de las autodefensas, pero que se quemó. Eso fue en 2002. Cada bloque tenía un criterio diferente en la parte política de cada una de sus regiones.

Sáqueme de una duda. ¿Fueron las Auc las que buscaron a los políticos o fueron los políticos los que buscaron a las Auc?

De las dos formas. Hay políticos que nos buscaron y nosotros buscamos políticos también. Usted sabe que llegar al poder es muy bueno y los políticos hacen cualquier cosa para llegar al poder. Si nos buscaban para que los apoyáramos sabiendo que éramos ilegales, imagínese. Nosotros en el 2005 tuvimos una reunión en San Pedro de Urabá con el alcalde de allá y no nos quiso atender porque éramos desmovilizados. Pero cuando estaba en campaña sí nos buscaba, que estábamos uniformados y enfusilados. Ahí sí no le daba miedo cuando éramos un grupo ilegal, y nos necesitaba para que lo ayudáramos con votos. Pero cuando fuimos a buscar apoyo para los proyectos productivos de los desmovilizados, sí le dio miedo reunirse con nosotros. Ese día, delante del señor de la OEA, me salí de casillas y le dije que cómo cuando nosotros estábamos en armas ahí sí nos iban a buscar al monte y ahora que estamos desmovilizados no. Los políticos sí utilizaron a las autodefensas para alcanzar sus objetivos.

¿Cómo era el acercamiento de los políticos que llegaban a ustedes?

Hay una anécdota en el Valle de un señor Darío, se me escapa el apellido, que era concejal y candidato a la Alcaldía de Cali que me fue a buscar a un campamento en Timba, Cauca y llegó allá y vino a proponerme que lo secuestrara y que mandara un comunicado a los medios para él poder ganar popularidad y subir en las encuestas. Yo inmediatamente llamé a Carlos Castaño, le pasé a Carlos al teléfono y él le pegó una vaciada y lo echamos de allí. Casualmente a los 8 días el ELN lo secuestró.

Usted habla de un caso sensible para Colombia: Jaime Garzón. Usted dice que fue una vuelta para ayudarle a los militares. ¿A quiénes?

Carlos tenía muchas relaciones a nivel nacional muy importantes. Pero las manejaba solo. Cuando sucedió lo de Garzón a Carlos le dio muy duro y se arrepintió totalmente porque el crimen impactó al país y todo el país se vino encima. Fue un hecho que marcó a Carlos. El problema de un movimiento político-militar es que hay hechos militares que acaban con todo lo político y con la muerte de Garzón pasó eso. Carlos toma la decisión y matan a Garzón. Eso que dicen que Garzón se dio cuenta que lo iban a matar y fue a la Picota y que Ángel Gaitán Mahecha lo puso al teléfono, todo eso es verdad. Carlos le negó ahí que lo iba a matar pero las cosas no se arreglaron porque la orden ya estaba dada y todo estaba andando. En la geurra hay cosas que uno hace que uno cree que no es capaz de hacer o nunca cree que va a tomar esas decisiones pero en la guerra uno tiene que tomar decisiones.

Pero si Carlos se arrepintió del asesinato, ¿fue porque estuvo mal informado?

La información que se tenía era que él tenía alguna vinculación con el ELN y que venía siendo intermediario entre familiares de secuestrados y esa guerrilla. Gente del alto mando Ejército le dio esa información a Carlos. Eso tenía muy molesto al Ejército. Yo siempre fui cercano a la casa Castaño y por eso me enteré de detalles pero eso era un tema casi vetado para Carlos, porque a lo último ya no hablaba de eso. Llegó al punto de hasta negarlo, como lo hizo en su libro ‘Mi confesión’. No conozco qué militar le dio la información a Castaño. Si lo supiera, lo diría. Así los ex militares que están tratando de acallarme sigan tratando de hacerlo. Carlos era el único que sabía qué militares hicieron la vuelta.

El Iguano habló de el ex sub director del DAS, José Miguel Narváez en el tema de Jaime Garzón. ¿Eso es cierto?

Lo que yo sé es que ahí no hay ningunos casetes, que ese señor Narváez no tiene nada que ver en el tema. El Iguano en 1999 era un simple patrullero, no tenía cercanía con Carlos.

Él también habla del secuestro de Piedad Córdoba y vuelve a meter a José Miguel Narváez.

En una organización que estaba tratando de convertirse en una organización político militar había que cometer hechos que nos dieran reconocimiento político. Por eso se le secuestró, porque era una persona que llamaba la atención. Después del secuestro de Córdoba, Carlos exigió una comisión del Gobierno para negociar su entrega. Nunca se pensó en asesinarla, para asesinarla no hubiéramos tenido necesidad de llevárnosla al monte.

Usted, Mancuso y el Alemán, mencionaron al general Rito Alejo del Río ¿por qué cree que la Fiscalía aún no le ha abierto una investigación formal?

Lo que he dicho de él es porque es verdad y me ha traído muchos problemas porque hay muchos ex militares que están incómodos con lo que he declarado sobre las fuerzas militares y las autodefensas. El se reunió con Carlos castaño. Yo no sé por qué no lo han vinculado a ningún proceso. Pero sí le digo que cuando yo era comandante en el Urabá y él, comandante de la Brigada 17, yo secuestré 2 personas dentro de la Brigada, que habían sido detenidas por el Ejército. Yo las saqué de un calabozo, un señor David y otro.

¿Y uno cómo hace para secuestrar en una brigada?

¡Con la complicidad del Ejército! Yo me los llevé en el mismo carro de la brigada, un trooper rojo carpado. Sacamos a los dos detenidos del calabozo, eran del V frente de las Farc. Ellos habían secuestrado a una señora en Buenaventura y el coronel Danilo González, visitándonos en Medellín, nos entera del caso y nos dice que las negociaciones se están realizando desde el Urabá. Nosotros investigamos y cayeron estas personas. Entré yo a la Brigada, las saqué, las llevamos hasta Buenaventura y los desaparecimos. El general Rito Alejo era el comandante de la Brigada.

¿Cuántas veces se reunió usted con Rito Alejo?

Rito Alejo bajó mucho donde Carlos en muchas oportunidades, a fincas en límites entre Córdoba y Urabá. ¿En ese momento qué buscábamos? La Fuerza Pública estaba muy amarrada para poder combatir la guerrilla. Cuando nosotros empezamos a combatirla, implementamos los mismos métodos que utiliza la guerrilla contra el Estado y dimos buenos resultados. Ahí es cuando el Ejército se vincula con nosotros y comenzamos a patrullar y a hacer operaciones conjuntas. Los resultados iban en beneficio del Ejército que hacía presencia en la zona. Eso era lo que buscaban esas reuniones: permitir que las autodefensas pudieran operar. Con el coronel Byron Carvajal yo patrullé en el año 95 y combatimos la guerrilla, con el conocimiento de los comandantes.

¿Hubo muchos muertos a manos de las Autodefensas presentados como guerrilleros dados de baja en combate?

Yo andaba como Pedro por su casa. Entraba a la brigada, al cuartel de la Policía, y hacía lo que quería. Yo hablaba de muchas personas de la Fuerza Pública porque yo lo he dicho siempre: nosotros éramos ilegales y son más culpables ellos que nosotros, porque ellos representaban al Estado y estaban obligados a proteger esas comunidades y nos utilizaban a nosotros para combatir a la guerrilla. Su obligación era defender la vida de esas personas, fueran o no ilegales. Nosotros cometimos muchos homicidios y tenemos que responder. Pero ellos también han de responder. En Urabá cuando empezamos, todos los cuerpos se dejaban donde se mataba a la gente. Después de un tiempo la FP comienza a presionar: que nos dejan seguir trabajando, pero que desaparezcamos las personas. Ahí es donde se empiezan a implementar las fosas comunes.

¿Usted quiere decir que la idea de los cementerios de los paramilitares fue idea de la Fuerza Pública?

Inició por pedido de la Fuerza Pública. Porque eso subía los índices de mortalidad en los municipios y eso no les convenía. Entonces nos decían: ‘desaparezcan y los dejamos trabajar’. Y nosotros desaparecíamos.

¿Qué otros oficiales tuvieron relación con las AUC en el Urabá?

Toda la Fuerza Pública tenía relación con nosotros. Yo andaba libremente en una Hilux blanca, que llamaban ‘camino al cielo’, y asesinábamos personas todos los días, en todos los municipios del Urabá. Yo andaba enfusilado, con mis escoltas enfusilado, y no me capturaban. La única que denunciaba era la doctora Gloria Cuartas. ¿Pero por qué no nos capturaban? Porque todos nos apoyaban.

¿Qué sabe de la captura que en el 95 le hizo la Fuerza Pública a Mancuso y a Jorge 40?

A ellos los capturaron, sí, y llamaron a Carlos. Y Carlos llamó al coronel Danilo González y los liberaron.

¿Me puede adelantar algún nombre de oficiales de la Policía de los vaya a hablar próximamente?

No puedo. Me faltarían seis meses más de versión. Falta mucha gente todavía por mencionar.

¿Y cuánto le falta por mencionar de políticos?

Apenas estamos empezando con la política.

¿Cuál fue la relación de las autodefensas y el cartel del norte del Valle, y la conexión del coronel Danilo González?

El bloque calima existe desde el año 2000. Se hace una reunión ese año en la finca del mocho Arcángel Henao, ya que el objetivo de las autodefensas no era servirle al narcotráfico sino ser un grupo independiente para combatir la guerrilla. En esa reunión estuvieron Diego Montoya, Rasguño, el mocho Arcángel, y hubo otra serie de narcos. Nos reunimos porque Vicente y don Berna citan a una reunión para tratar de buscar un apoyo financiero para las autodefensas en el Valle. Porque la guerra no se financia vendiendo empanadas y con la plata de la economía legal es imposible sostenerla. Nos tocó recurrir a las finanzas ilegales.

¿Ahí empiezan las fisuras con Carlos Castaño, quien siempre se opuso a que las autodefensas fueran infiltradas por los ‘narcos’?

Una cosa era permitir que el ala ‘narca’ ingresara a las autodefensas. Y otra cosa era financiarnos de un negocio del narcotráfico, que era cobrar un impuesto. En el Valle siempre nos financiamos cobrándole impuesto a los ‘narcos’, pero no ingresaron estos señores a las autodefensas. Ni Diego ni Rasguño.

Pero ellos sí querían pasar por miembros de las autodefensas

Hubo un momento en que Carlos estuvo liderando una negociación macro con el gobierno americano, donde estaban incluidos todos los narcos del Valle y casi de todo el país y algunas personas de las autodefensas vinculadas con el narcotráfico. Se mandó una carta al Estado norteamericano donde Carlos ofrecía, voluntariamente, su sometimiento y el de muchas personas del narcotráfico. Luego se hizo otra reunión en la finca de Rasguño y allá fueron ‘narcos’ como Chupeta, Varela, Víctor Patiño y fue Carlos también. Se acordó que se mandaba esa carta y esa carta se la llevé a Diego Montoya y después a Danilo González, y ellos la hicieron firmar de otras personas. Pero esta negociación fracasó porque comenzaron problemas de conceptos. Muchas de las personas que firmaron decían que nosotros éramos catalogados como terroristas y que eso iba a tener una repercusión en Estados Unidos, porque allí no negociaban con terroristas. Y los ‘narcos’ comenzaron a retirarse del acuerdo. Rasguño fue el que hizo desistir a muchos ‘narcos’ de la negociación. Pero todos terminaron allá, y sin una negociación previa.

¿Carlos Castaño lo que pretendía era negociar directamente con la justicia norteamericana?

Negociar allá y acá. Él decía que el combustible de la guerra era el narcotráfico, que había que sacar de alguna forma a esta gente del narcotráfico para poder mermar la guerra en Colombia. Danilo González era un apersona muy cercana a Carlos y ellos trabajaron desde el bloque de búsqueda contra Pablo Escobar. Cuando nosotros ingresamos a Buenaventura yo me reuní con Danilo González, y con él se coordinó para ingresar la gente allá. La mayoría de la información del cartel de Cali la entregó el cartel del norte del Valle a Danilo González. A Chepe Santacruz lo entregó Carlos Castaño.

¿Quién ordena la muerte de Danilo González?

Muere por la guerra entre Varela y Diego Montoya.

En las reuniones que usted menciona, ¿estaban Varela y Montoya juntos?

Sí, sí. Pero arranca una guerra a muerte entre ellos, porque en el Valle había muchos poderes, muchos patrones y tantos poderes no cabían en un departamento tan pequeño.

¿Usted cree que la infiltración del narcotráfico en las autodefensas se tiró el proyecto antisubversivo?

Sí. Lamentablemente, sí. Carlos lo decía: a las autodefensas del Magdalena Medio las acabó el narcotráfico, cuando llegó Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha. Acabaron con las autodefensas, mataron gente, a casi todos los comandantes antiguos.

¿En ese contexto uno podría decir que el proyecto de las autodefensas fracasó porque no pudo acabar con la guerrilla?

La guerrilla está, pero no está tan fuerte como antes. Cuando nosotros empezamos en las AUC la guerrilla tenía el control de todo el país, como en el Urabá. Hoy en día la guerrilla está en sectores marginales. Por eso el movimiento de las autodefensas no fracasó. Fue tanto el crecimiento y la penetración de las autodefensas a nivel nacional que mire cuántos políticos hay en la cárcel por vínculos con nosotros, cuántos militares hay vinculados, cuántos empresarios. Yo creo que fue un éxito total. El fracaso fue la negociación. El problema fue el narcotráfico, el verdadero acabose de las autodefensas.

¿A Castaño le dio muy duro cuando fue pedido en extradición por Estados Unidos por narcotráfico?

Carlos lloraba. Decía que no era justo porque él era la persona que más estaba en contra del narcotráfico en las autodefensas. Él decía que su extradición era política. Carlos combatía el narcotráfico de frente.

En esa misma solicitud fue pedido Juan Carlos Sierra, alias El Tuso. ¿Él era cercano a Carlos Castaño?

No lo conocía. No sé cómo hizo él para entrar al proceso de paz. Yo al Tuso lo conocí en Ralito. A Gordolindo, por ejemplo, lo conocí en el año 2000 porque me lo presentó Vicente Castaño.

¿Quiénes eran los colados en el proceso de paz?

Me queda muy difícil a mí ponerme a decir eso porque me trae más problemas todavía. A un comandante no lo hace el uniforme. Hay mucha gente que vestía de militar, pero no eran comandantes. Por ejemplo, Gordolindo. Los hermanos Mejía Múnera al menos tuvieron un bloque de las autodefensas en Arauca. Yo no sé Vicente cómo haría el negocio con ellos. El Tuso Sierra, por ejemplo, no tuvo grupo a su cargo.

¿Varela también tuvo relación con las AUC?

Él fue más bien un opositor al as AUC en el Valle. Él tenía más relación con la guerrilla.

¿Y Don Diego?

Él sí era totalmente antisubversivo.

Pero, entonces, ¿el temor más grande de ustedes era la extradición?

Después de lo que hemos pasado en la vida, yo creo que no. Estamos preparados.

¿Usted cree que las autodefensas no estaban preparadas para negociar con el Gobierno?

No estábamos preparados para una negociación. El único que lo estaba era Carlos, y Mancuso también se preparó mucho. Pero nos faltó más madurez política para poder afrontar la negociación.

Hubo muchos reparos al proceso de paz con las AUC. Porque la paz se hace con los enemigos, no con los amigos, y de alguna manera las autodefensas eran amigas del Estado.

Si esa hubiera sido una negociación de yo con yo, estaríamos todos en la calle. Pero estamos presos, unos extraditados. No fue una negociación de yo con yo. Fue una negociación donde el Gobierno buscó lo que quería y lo logró. Y nosotros perdimos. Porque negociamos mal. Porque no firmamos acuerdos, no se fue muy claro en lo que iba a pasar en el post conflicto. Y vea cómo estamos. En la cárcel, otros extraditados, otros muchachos se están rearmando por falta de oportunidades. La mayoría del a gente que está en la guerra no está por voluntad, sino porque no hay qué hacer. La guerra se volvió una bolsa de empleo. Creo que faltaron más compromisos del Gobierno para generarles condiciones a los muchachos que se desmovilizaron. En la civilidad, ellos no han encontrado ninguna condición.

¿Y por qué no vieron todos esos vacíos antes?

No estábamos preparados para negociar, pero ahora lo vivimos en carne propia.

¿Se sienten ‘conejeados’ por el Gobierno?

No, porque el Gobierno no nos prometió nada que no nos haya dado. En este momento nos está dando lo que negociamos, que fue nada.

¿Nunca se pactó la no extradición?

En ningún momento.

¿De quién fue la idea de negociar en Ralito?

Esa zona la propuso Mancuso. Vicente también impulsó la negociación.

¿Él era el verdadero mandamás de las autodefensas?

Él fue el impulsor del crecimiento militar, y Carlos, el impulsor de la parte política.

¿Por qué se voló Vicente cuando ordenaron el traslado de los jefes ‘paras’ a la cárcel?

Porque él siempre dijo que no pagaba un día de cárcel.

¿Cuál va a ser el fin de él?

Vamos a ver qué le depara el destino. En nuestro mundo, o terminamos en la cárcel o muertos. Es el destino que nos espera.

¿Qué tanto infiltraron las AUC la justicia?

Todos teníamos manejo con las autoridades de la zona.

¿Ustedes estuvieron cerca de asesinar a algún jefe del Secretariado de las Farc?

En diciembre del año 2000 yo monté un operativo en Barragán, en el Valle. Allá vivía Pablo Catatumbo y allá nos metimos y combatimos cinco días duro. Estuvimos por cogerlo, sino que él se nos voló hacia Santa Lucía, y allá le llegamos también. Estuvimos encima de él. Pero usted sabe que los del antiguo Secretariado siempre estaban en zonas donde era imposible llegarles.

¿Usted sabe de los negocios de Giorgio Sale, Mancuso y la Corte?

No sé.

¿Ustedes tuvieron asesorías de abogados durante la negociación?

Carlos trajo un tipo de Francia, otro de Argentina y un tipo de Israel, y nos dieron conferencias para prepararnos sobre otras negociaciones en el mundo. Y abogados también, porque nosotros por supuesto contratábamos para que nos solucionaran nuestros problemas jurídicos.

¿También tuvieron asesores espirituales?

(Risas) No. ¿Usted qué cree?

¿Cree en el proceso de Justicia y Paz?

Si no creyera en él, no estaría entregado al 100%. El compromiso de esto es con toda la verdad. Yo entregué mi fusil y los de los hombres a mi mando antes de que saliera la Ley de Justicia y Paz. Lo hice porque creía en el proceso, aún sin Ley y porque estaba convencido de que era el momento de parar la guerra.

No me negará que también entregó el fusil confiado porque había muchos congresistas que había hecho pactos con los paramilitares y tramitarían una ley favorable para ustedes

Lógico. Aunque a nosotros nunca nos mostraron la Ley antes de presentarla al Congreso.

¿Qué le va a pasar al proceso, cuando muchos de ustedes terminen extraditados en Estados Unidos?

Las grandes víctimas son las víctimas, que se van a quedar sin conocer muchas verdades, con muchos familiares desaparecidos. Es que han querido hacer ver que la reparación es solo dinero, y la verdadera reparación es la verdad.

Usted ha hablado de una cifra bastante escabrosa: que gente bajo su mando asesinó a tres mil personas. ¿Cómo hace uno para conciliar el sueño sabiendo que mató a tanta gente?

En las autodefensas hay dos clases de comandantes: unos que participamos en la guerra y que la hicimos, y otros que se vestían de comandantes y ordenaban a otras personas a hacer la guerra. Hace poco, le pedí perdón a cinco madres por la desaparición de sus seres queridos, que arrojamos al río Cauca en el año 2000. Una de las madres me dijo que no me perdonaba, y yo le contesté lo siguiente, y es algo que siento de verdad: si no he sido capaz de perdonarme yo mismo, cómo esperar que una madre a quien le quité su hijo me perdone.

¿Usted realmente cree que hay una contrición verdadera de la gente en el proceso?

Esto lo hemos asumido todos con distinto compromiso. El termómetro de esto son las víctimas, y yo lo he asumido con responsabilidad, y he tratado de darle respuesta a las víctimas. Yo me he vinculado a cientos de hechos en los que la justicia no tenía idea que yo había participado, y muchos de connotación nacional, como la masacre del Aracatazo, como en el caso de la muerte de las personas que secuestré en la brigada. Yo nunca estuve vinculado al proceso, pero ahora lo estoy. Es que hay que contar la verdad, porque de esta guerra sólo se beneficiaron los ricos de este país. En esta guerra perdieron los pobres y nosotros, que estamos en la cárcel. Nosotros pusimos muertos y puso muertos el pueblo. Pero los ricos se beneficiaron. Hay que contar la verdad para que esas personas no sigan utilizando la guerra para beneficiarse económicamente.

¿Cómo fueron los tratos con las bananeras?

Nosotros llegamos a recuperar el control en el Urabá, ya que se venían presentando paros que perjudicaron a las empresas, y hacían paros cuando los barcos estaban afuera esperando, y la fruta, perdiéndose. Cuando llegamos al Urabá en febrero del 95, no hubo un solo paro más. Porque yo, personalmente, iba y obligaba a la gente a trabajar. ¿En beneficio de quién? De estas empresas exportadoras. Por eso yo también he dicho que estas empresas deben responder a esas víctimas.

¿Considera que la condena de 25 millones de dólares que le impuso la justicia norteamericana a Chiquita Brands por financiar paramilitares es irrisoria?

Vino a hablar conmigo un senador americano que me preguntaba si la plata que nos dieron las bananeras era para matar gente. Yo le dije que no era plata para matar gente específicamente, pero que con esa plata sí matamos mucha gente. Porque con esa plata compramos armas, municiones, le dábamos la alimentación a los muchachos. Yo creo que si nosotros, que fuimos partícipes de la guerra, en la parte material tenemos que responder en la reparación; las empresas que se beneficiaron de esa guerra también deben pagar, y no con una cifra precisa, sino con una reparación como debe ser, tratando de recuperar el tejido social de esa zona.

En todo ese exterminio en el Urabá, cayeron muchos miembros de la UP. Hábleme de ese capítulo.

Es muy importante. A muchos de los ex comandantes les ha dado miedo hablar de sindicalistas asesinados. Yo sí lo afronto porque creo que es una verdad que necesita el país. Y en el Urabá fueron muchos los sindicalistas que murieron. En el Urabá la UP era manejada por las Farc, y a esa gente no se le mataba por ser de la UP sino por el nexo con la guerrilla. Lo mismo que los sindicalistas: la guerrilla penetró el sindicalismo colombiano.

Y muchos inocentes murieron en esos señalamientos.

Sí. Murieron más inocentes que culpables. Pero es que la guerra es irregular, si no lo fuera, no morirían inocentes. Todas eran personas de civil que murieron en los pueblos. Nosotros sí cometimos muchos errores en el Urabá, porque nos basábamos en información que nos daban los comandos populares, que eran desmovilizados del EPL. Y matamos mucha gente sólo por el hecho de que ellos los señalaran. Con el transcurso del tiempo nos dimos cuenta de que muchos de los señalados eran por problemas entre ellos, que nada tenían que ver con la subversión y debido a eso, todas esas personas que nos engañaron también murieron a manos nuestras. Y las comunidades también son muy culpables, porque en algún momento llegábamos a una vereda y los convocábamos a la plaza y no faltaba el de la comunidad que señalara: ‘Es el de camisa verde’. Y nosotros lo matábamos. La misma comunidad los ‘sapeaba’. Eso fue un problema porque en un principio nos daban información que no era y muchos inocentes cayeron.

¿Y esa ola de homicidios, cómo la puede justificar hoy?

Muchos asesinatos los cometimos por el convencimiento del proyecto antisubversivo.

¿En qué año entró usted a las autodefensas?

En 1994. Tenía 28 años. Mi primera operación fue a finales de 1994 en Córdoba. Yo todavía estaba en entrenamiento en la finca La 35 y Las Tangas. Ahí fue la primera vez que maté a alguien. Ingresé a las autodefensas por un amigo que era cuñado de un primo de los Castaño

De su mano, ¿cuántas personas mató?

Muchas. Fueron muchas. Y en general, calculo que mis dos bloques asesinaron a 3.000 personas o más. Muchos se tiraron al Cauca. Cantidades.

¿Y cómo hacían para que no flotaran? ¿Es verdad que los abrían y los rellenaban con piedras?

No. El Cauca se lo lleva todo.

¿Quién lo entrenó a usted en armas?

Había una escuela en La 35. Allá nos entrenaba JL, que era un sargento retirado del Ejército. Doble Cero, también, que era el comandante después de los Castaño, y alias Estopín, que era un instructor. Duré cuatro meses en entrenamiento. Yo combatí en La Guajira, en Atlántico, en Córdoba, en el Valle, en el Urabá, y abríamos zonas para luego entregarlas a comandantes.

¿Por qué no se ha confesado la sevicia con que ustedes perpetraron muchas masacres? ¿Les da todavía urticaria de hablar de tantas atrocidades?

Estamos en la obligación de contarlas. Mi próxima versión va a ser para hablar sólo de masacres, como la del Naya, la de Alaska, de varias incursiones a Barragán, de la de Zabaletas. Vamos a contar cómo murieron estas personas y si hubo excesos de las tropas. Mire, se han generado muchas historias sobre los crímenes paramilitares. Yo ingresé como patrullero y llegué al Estado Mayor, y pasé por todos los estadios, y a mí nunca me enseñaron, en ninguna escuela, a descuartizar una persona o a beber sangre o a comerse dizque el hígado. Eso no me lo enseñaron. Son dificultades que se dan en las zonas. Matar gente se vuelve un vicio, como meter perico o fumar marihuana. Hay gente que se deja absorber de eso. Y llegan límites de la vida que ya son fuera de lo normal. Pero eso no era una directriz, sino que eran decisiones de los muchachos en el área.

¿Sus tropas qué tipo de excesos cometieron?

Cuando llegamos a Urabá decapitamos mucha gente. Se generó como estrategia para promover terror. Ya que nosotros éramos 20 hombres y allá había muchos frentes guerrilleros. Entonces utilizábamos situaciones para generarle terror a la población, para que nos tuvieran más miedo a nosotros que a la misma guerrilla.

Usted está a punto de ser extraditado a Estados Unidos. ¿Qué les dice a las víctimas?

Les pido perdón. La verdad va a quedar a medias con las extradiciones, y ellos merecen conocerla toda.

Deme un dato de la USB de Carlos Castaño

Entregué la USB y me mandaron para un aislamiento. Le digo algo y abren Gorgona para mí.

Los cargos por los que fue requerido alias ‘H.H.’

La Embajada de los Estados Unidos solicitó la extradición de Hebert Veloza García, alias H.H., Carepollo o Hernán Hernández, por los cargos de concierto para importar y distribuir en los Estados Unidos desde un lugar fuera de ese país cinco o más kilogramos de cocaína, con el pleno conocimiento y la intención de que dicha sustancia sería importada de manera ilegal.

La acusación también incluye la pena de decomiso, la cual busca la extinción de todos los bienes del ex jefe paramilitar que se hayan derivado de los ingresos que obtuvo como resultado de la ejecución de los delitos antes mencionados.

Según declaración jurada el 31 de agosto de 2007 por el detective de la DEA John Barry, Veloza, desde 1998 hasta el año 2006, “participó en una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína, cuando inició cobrando el impuesto sobre cada embarcación tipo lancha rápida que salía del área controlada por éste, cargada con 1.000 o 2.000 kilogramos de droga, con rumbo a México, Guatemala o Panamá, y con destino final a los Estados Unidos”.


Entrevista Tomada de EL ESPECTADOR:

http://www.elespectador.com/impreso/judicial/articuloimpreso-hh-se-confiesa

Anónimo dijo...

"Toda la fuerza pública tenía relación con nosotros.Yo andaba
libremente en una hilux blanca que llamaban "camino del cielo" y asesinábamos personas todos los días,en todos los municipios de Urabá.Yo andaba enfusilado,con mis
escoltas enfusilados, y no me capturaban.La única que denunciaba
era la doctora Gloria Cuartas.Pero,¿por qué no nos capturaban?Porque todos nos apoyaban".

Anónimo dijo...

"Todos nos apoyaban",incluye,por sobre todo,al general
Rito Alejo del Río y al gobernador
Alvaro Uribe Vélez.Ojo,Felipe,no
deje escapar estas declaraciones
de HH que son reveladoras de un
hecho claro y sangriento:los paramilitares fueron una creación
de personas como el general del
Río y el salgareño.

Anónimo dijo...

HH le suministra el título de su
columna:"TODOS NOS APOYABAN".

Anónimo dijo...

HH le suministra el título de su
columna:"TODOS NOS APOYABAN".

Anónimo dijo...

Fíjense que dos asiduos del blogg
como Rebeca y Orlando el curioso,
prefirieron irse por la lentitud del blogg.

Anónimo dijo...

Uribe corrompió al ejército.

Anónimo dijo...

La caricatura es muy cruel pero la situacion de los desplazados debio ser mucho mas cruel y humillante:

Las victimas del regimen, aquellas que el "gobierno" y los noticieros ocultan, quisieron mostrarse cerca de donde viven y gozan los narcos, narco- militares, politiqueros y demas hampones del mundo salvaje de los ricos y millonarios que van a los restaurantes, prostibulos y bares de la calle 93.

No es dificil saber que muchos de los colombianos mas ricos, lo son a costa de la sangre y la miseria de otros... Que no hay nada ni nadie que pueda ser mas violento que el paisaje y los habitantes, a menudo armados, de la calle 93.

Que pais tan infame

Anónimo dijo...

Uribe presidió un homenaje a Rito
Alejo del Río el 29 de abril de
1999,para un bloguero que sepa,
pueda y quiera no es díficil conseguir las palabras de Alvaro
Uribe Vélez en dicho evento.

Anónimo dijo...

Alvaro Uribe y Plinio Apuleyo Mendoza fueron dos de los paramilitares que el 29 de abril en
el Hotel Tequendama encomiaron
al asesino del Río y lo llamaron
"redentor de Urabá".

Anónimo dijo...

Narcouribe paramilitarizó a
Colombia.

Anónimo dijo...

www.pagina12.com.ar publica una
crónica de Katalina Vásquez Gúzman
titulada Un tendal en la guerra de
los narcoparas.Es tan objetivo que
deja malparada la temida seguridad
democrática.Uribe,el salgareño,debe
estar trepidando de la rabia contra
el conocidido diario independiente
de Buenos Aires.Les recomiendo su
lectura.

Anónimo dijo...

Felipe nuevamente escribo, pero esta vez quiero expresar que debemos pensar en hacer más dinámico este espacio, ya que se envian las opiniones y demoran en ser colgadas, entiendo muy bien que primero debe depurar los comentarios que no atenten contra la dignidad de ninguna persona. Tratemos de ver si podemos crear un chat, eso seria genial FELIPE. Se podría igualmente, buscar también un programa Radial, o estudiar la posibilidad de crear un espacio televisivo, de entrevistas, podria hacer la alianza con Coronell, y de GUAPOS Y VALIENTES -porque no nos tiemblan ni los pantalones ni la tinta- lo enfrentamos a los NOTICIERILLOS DE LOS CANALES PRIVADOS. Adelante FELIPE que usted ES EL PERIODISTA QUE DEBEN TENER MUCHAS ENTIDADES OFICIALES Y antiguos DIARIOS NACIONALES que hoy son PASQUINES CON INVERSIÓN EXTRANJERA.

3d dijo...

Buena columna Zuleta. Me gustó especialmente la notícula.

Anónimo dijo...

Orlando el Curioso y Rebeca, por favor regresen al Blogg. Leo este blogg tres veces al dia, es como mi comida.

Anónimo dijo...

Orlando el Curioso y Rebeca, por favor regresen al Blogg. Leo este blogg tres veces al dia, es como mi comida.

Anónimo dijo...

Prefiero un blog lento y sustancioso que un blog lleno de basura. Esto no es un chat, es un espacio de denuncia.

Anónimo dijo...

EL QUE CALLA OTORGA!

En Hora 20 discutían porqué el Presidente Uribe sigue callado, pese al veredicto de la Fiscalía en la Investigación al Magistrado Auxiliar Iván Velásquez quedando libre de toda sospecha.

¿Hablará el Presidente?

¿Reconocerá su error?

¿Ofrecerá disculpas?

Anónimo dijo...

LAS FARC SON HIJAS DEL LIBERALISMO DE IZQUIERDA DE LADÉCADA DE 1960

¿cuando lo reconocerán los liberales?

¿cuando pedirán perdón a Colombia por su error?

Anónimo dijo...

EL VIDEO DE LA OPERACIÓN JAQUE

No lo quise ver. Me cansé de tanta publicidad a las Farc y al dichoso operativo.

¿Qué estarán tapando con esta publicación?

No se porqué pero todo lo que orquestan los medios me produce una mala sospecha sobre las acciones del gobierno

Anónimo dijo...

Que buen artículo

Felicitaciones Felipe.

hay que seguir denunciando

¿Será que Samuel responde algún día a tantos reclamos de la ciudadanía plasmados por plumas como la de Usted o Antonio Caballero?

Anónimo dijo...

LA DEGRADACIÓN DE LAS FARC

Hoy con un poco de coraje volví a sintonizar la W Radio. Hace tiempo que no puedo, sencillamente siento asco, ganas de vomitar.

No aguanté 5 minutos.

Félix de Bedout a quien extraño cada día más por su evidente y acelerado proceso de "uribización", exponía con acento el proceso de degradación de las Farc, e iniciaba una entrevista con un señor Héctor XXX, cuyos padres fueron víctimas de la guerrilla terrorista.

Felipe, Felipe,

Yo no sabía qué pensar

¿quién o quiénes están mas degradados en Colombia?

El gobierno?
el presidente?

sus congresistas?

los empresarios?

los grandes medios como RCN, Caracol, El Tiempo, Semana, la W?

El ejército usurpando símbolos y organismos internacionales?

los ministros y su lamentable gestión?

El procurador, el fiscal, el contralor en su inminente silencio cómplice con LA PARAPOLÍTICA?

La iglesia católica?

Y lo que es mas doloroso

FELIPE, FELIPE

Los periodistas como Félix, Ma. Isabel Rueda, Vicky dávila, Dario Arismendi y hasta el elocuente juan Gossain, y un largo etcétera...


Felipe,

Pero lo más doloroso es asistir a la degradación ética y moral de la SOCIEDAD COLOMBIANA

Anónimo dijo...

Amenazas contra dirigentes del Polo


La Unión Sindical Obrera (USO) denunció que organizaciones armadas amenazaron de muerte a los dirigentes sindicales Rafael Cabarcas y Rodolfo Vecino. Cabarcas (foto) es miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Polo.

También se conoció en las últimas horas nuevas amenazas de muerte contra el abogado defensor de Derechos Humanos y ex candidato a la Alcaldía de San Onofre, Adil Meléndez.

Meléndez ha sido uno de los abanderados de las víctimas del paramilitarismo en el departamento de Sucre.

De otro lado, el pasado 28 de julio varios hombres vestidos con uniformes de una empresa operadora de televisión por cable, ingresaron abruptamente al apartamento de Jaime Osorno Navarro, miembro del Comité Ejecutivo Central de la Juventud Comunista Colombiana. Al no encontrarlo golpearon y torturaron a un amigo suyo que se encontraba en el lugar y luego procedieron a llevarse dos computadores portátiles y una cámara fotográfica.

Anónimo dijo...

En circulación tercera edición POLO


- Esta edición se estrena con un informe especial sobre los nueve años del asesinato de Jaime Garzón, el humorista que durante años hizo reir y pensar a los colombianos.

- Periódico POLO hizo una importante investigación sobre qué ha pasado en estos nueve años sin Garzón. También auscultó sobre la investigación que se adelanta y el porqué de tanta impunidad.

polodemocratico.net

Anónimo dijo...

lunes, agosto 04, 2008

Petro le pide al Presidente Uribe aplazar extradición de H.H

Bogotá, agosto 4 de 2008: El senador del Polo Democrático, en carta al Presidente de la República le pide aplazar la extradición del jefe paramilitar Ever Veloza, ex comandante del Bloque Calima y Bananeros, “para que pueda rendir su testimonio completo, ante los tribunales de Justicia y Paz, sobre las relaciones entre autodefensas, políticos, empresarios y militares”.

Gustavo Petro reconoce que la figura jurídica de la Extradición debe mantenerse en Colombia como una herramienta fundamental en la lucha contra las drogas y considera que la extradición no se debe convertir en un mecanismo para impedir conocer la realidad sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos por los grupos armados en su alianza con el narcotráfico.

Texto de la carta:



Bogotá, agosto 4 de 2008



Doctor
Álvaro Uribe Vélez
Presidente de la República
Ciudad


Señor Presidente:


La figura jurídica de la Extradición debe mantenerse en Colombia como una herramienta fundamental en la lucha contra las drogas. No obstante, ésta no se debe convertir en un mecanismo para impedir conocer la realidad sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos por los grupos armados en su alianza con el narcotráfico.

Señor Presidente, en aras de salvaguardar el derecho de las víctimas a conocer la verdad, ser indemnizadas y garantizar la no repetición, le solicito aplazar la extradición del jefe paramilitar Ever Veloza, ex comandante del Bloque Calima y Bananeros, para que pueda rendir su testimonio completo, ante los tribunales de Justicia y Paz, sobre las relaciones entre autodefensas, políticos, empresarios y militares.


Cordialmente




GUSTAVO PETRO
Senador de la República

Sagliery dijo...

El país está sumido en el desastre, nada funciona, todo parece nacer del absurdo y a nadie le importa, nadie se detiene a cuestionar el orden, sencillamente es asimilado con estupida y feliz resignación. Éste gobierno es de una ineptitud corrupta absoluta, solo interesada en el beneficio de los más oscuros intereses monetarios. El país se paraliza,los costos se multiplican masacrando los bolsillos de los más pobres, es decir de la mayoria de los colombianos. El PILA es un fracaso rotundo y un atraco a los trabajadores independientes, un empleado que gana el minimo, $466.500, debe pagar, por pensión y salud $132.800 pesos. ¿Y el transporte, la papa, el arroz, la gasolina, el arriendo, el colegio, la universidad? Eso no le importa a nadie en el gobierno. El país se hunde en las arenas movedizas de la corrupción más absoluta e impune, pero se hunde hipnotizado por la sonrisa santurrona y los modales de monaguillo satánico del doctor furia y su manada de camanduleros ladrones. Para ellos el país de verdad, ese que se consume en la violencia, la miseria, la falta de oportunidades, no existe, les es invisible.

Anónimo dijo...

‘H.H.’ se confiesa
Por: EL ESPECTADOR
Entrevista exclusiva de El Espectador con el líder paramilitar Hebert Veloza antes de ser extraditado. Acusa a empresarios y militares.


H.H dice que fue un grave error haber asesinado a Carlos Castaño.

Veinticuatro horas después de que la Corte Suprema de Justicia autorizara su extradición, el ex jefe paramilitar reveló sus secretos.
Desde el pasado jueves 31 de julio, Hebert Veloza García, más conocido como el temible jefe paramiltar H.H., entró en el pabellón de los extraditables. La Corte Suprema de Justicia autorizó su envío a Estados Unidos y es cuestión de días para que se haga efectiva. Pero antes de irse decidió consignar sus principales verdades. Se acostumbró a matar, ahora ya no le teme a nada y sin tapujos reconoce que Carlos Castaño tenía razón: tarde o temprano la suerte de las autodefensas se tendría que saldar ante la justicia norteamericana. Su última confesión se la entregó a El Espectador.
¿Cree que con su extradición se va una parte de la verdad de todo este proceso de las autodefensas?
El objetivo mío siempre ha sido tratar de terminar el proceso de justicia y paz que es lo más importante tanto para el país como para las víctimas y para la historia de lo que es la guerra en el país, pero yo estoy dispuesto a acatar cualquier decisión que tome la justicia colombiana de mi situación jurídica acá o en los Estados Unidos.
¿No le tiene temor a la extradición para nada?
Pues eso se tiene que afrontar. Hay que estar preparado así sea ya o mañana o cuando sea,
¿Qué pasa con la verdad para las víctimas?
He visto que ha sido muy difícil tomarles versión a los otros comandantes que fueron extraditados. Ha sido imposible. Entonces creo que la verdad si quedará mocha, sin terminar de contar ya que como usted sabe, una guerra tan larga y tan atroz no se cuenta en un mes o dos meses. Hay gente que dice que no se está contando la verdad. Lo que pasa es que la guerra no se cuenta de un día para otro. Fueron muchos años de guerra y muchos los muertos. En mi caso personal, he tratado de que me oficien lo más ligero posible pensando en la extradición pero creo que a la verdad sí va a quedar faltándole mucho.
¿No cree que con su extradición, como con la extradición de los otros jefes paramilitares, van a descansar muchos militares, políticos y empresarios?
Yo creo que sí porque de todas maneras justicia y paz está aclarando quiénes apoyaron, quiénes financiaron, quiénes se beneficiaron de las autodefensas, y yo creo que la gente está más temerosa de que nosotros sigamos hablando.
Si lo pudiera medir en porcentajes, ¿de 1 a 100% qué tanto le ha confesado a la justicia?
No. Estamos en una etapa de contar la guerra, de contar cómo sucedieron los hechos de las víctimas; estamos ubicando fosas; ya estamos entrando en la etapa donde vamos a hablar de lo que es política, de lo que es financiación, de lo que es narcotráfico; todo lo que ya tiene relación con otras facetas de la guerra. Pero se inició todo estos tiempos que hemos trabajado las versiones hemos trabajado en las víctimas, en ubicación de fosas, que ha sido muy difícil porque el Inpec está fraccionando la verdad en el país. El Inpec está controlando las versiones y es muy difícil para el país que se conozca la verdad ya que yo solo no hice la guerra. Por seguridad a mí no me sacan a ubicar las fosas, entonces estamos trabajando con unos muchachos donde ellos son los que van y muestran los sitios de las fosas, pero el general no ha permitido esas entrevistas y esto va dificultar la ubicación de las fosas y con mi extradición son muchas las fosas que nunca se van a poder ubicar.
¿Y a qué atribuye usted esa negativa?
No sé. Entregué la USB de Carlos Castaño y me aislaron. Si entrego otra información más grande abren Gorgona otra vez para meterme a mí. Es muy difícil seguir contando la verdad en este país así.
Bueno pero deme un porcentaje de lo que ha hablado. Que le falta por contar, ¿un 50%?
Vamos por la mitad. Estamos en un 50% de las verdades que yo sé.
¿Y ese otro 50% de la verdad se va a ir a los Estados Unidos?
Pues en el momento que me extraditen, sí.
¿Es muy probable que a usted lo extraditen muy pronto?
Sí, lo estamos esperando.
Usted puso el tema de de la USB de Carlos Castaño. ¿Porqué a uno le da la sensación de que todos en general van midiendo sus versiones y como alargando todos sus testimonios? ¿por qué no cuentan todo más rápido?
Si a usted lo sientan en una sala de versión para que cuenta su vida de dos años o más, no la cuenta en cinco días. Y no es que usted la esté fraccionando, sino que el tiempo no le da. Esta es la guerra donde ha habido miles de muertos, donde ha habido miles de hechos, donde participaron muchas personas, donde yo como autodefensa desde el año 94 estuve en casi todas las zonas del país. Donde tengo que reconstruir hechos del Magdalena, La Guajira, Córdoba, Urabá, Cauca, Valle, Antioquia. Entonces es algo muy difícil de reconstruir de un día para otro. Porque nosotros tampoco íbamos tomando nota o íbamos anotando a cada persona que asesinábamos o todas las operaciones que hacíamos. Ahora estamos devolviendo el casete, como se dice, tratando de organizar todo porque de eso se trata la verdad. Este es un proceso que fue creado para las víctimas y a a medida que avanzó se fue desvirtuando y yendo para otro sentido que fue la parapolítica, y las víctimas pasaron a un segundo plano. En mi caso personal siempre he dicho que este proceso se hizo fue para las víctimas y las víctimas tienen prioridad. Por eso yo siempre he hablado de la verdad, de por qué murió tanta gente en las zonas, por qué surgieron las fosas comunes, donde están las fosas, porqué murieron esas personas y ya estamos en la etapa de hablar de políticos, de financiaciones, de participación de mucha gente que es de la sociedad, empresarios, los que iniciaron la guerra. No es que estemos fraccionando la verdad.
¿Usted conoció el contenido de esa USB que según se dice contiene el testamento de Carlos Castaño?
Sí, claro, yo conocí parte del contenido. Ya le toca es a la Fiscalía dar a conocer lo que hay ahí porque no puedo hacerlo yo. Pero son nueve mil y pico de archivos donde se habla de todo, de muchas personas importantes para el país.
Deme sólo un dato que no se conozca hasta ahora de esa USB.
No, no puedo, porque ése es un trabajo que le toca a la Fiscalía y haría mal yo en ponerme a hablar del contenido.
¿Será que Carlos Castaño tenía razón en su idea de negociar directamente con los Estados Unidos y saldar las cuentas directamente con esa justicia? Porque lo que pasó finalmente aquí es que todos terminaros extraditados o van a terminara allá…
Siempre lo he dicho: el daño más grande que nosotros le hicimos al proceso de paz fue haber matado a Carlos Castaño. El daño más grande que le hicimos nosotros al proceso y a nuestros patrulleros y a la gente de las bases fue su muerte y la de Doble Cero. Ahora se ve el resurgimiento de nuevas bandas. Todo lo que Carlos pronosticó nos pasó o nos está pasando. El error de Carlos fue haberse preparado demasiado para esa negociación cuando muchas de esas personas no estaban muy interesadas en una negociación. Pero el error más grande fue haber matado a Carlos Castaño.
¿Qué se ha cumplido de lo que pronosticó Castaño?
Todo: que íbamos a terminar en la cárcel, las autodefensas destruidas, matándose unos contra otros, extraditados. Carlos siempre decía que una negociación verdadera tenía que tener participación del gobierno americano porque ya no un problema del Estado colombiano sino que ya había salido de Colombia. Entonces que debía negociarse con los americanos. Eso siempre lo dijo Carlos y desde luego que así debió ser.
¿A él lo asesinan es por esos acercamientos que tiene con la justicia norteamericana?

En parte, porque el problema de las autodefensas es que en su crecimiento se fue vinculando mucha gente que no tenía el sentido de pertenencia ni esa convicción antisubversiva. Entraron porque las autodefensas se volvieron un negocio. Pero sí, el acercamiento y la idea de Carlos de negociar con los americanos tuvo mucho que ver con su muerte.
¿Cuántos jefes de las autodefensas también comparten la idea de que el asesinato de Carlos Castaño fue lo peor que le pudo pasar a las AUC?
En esa época con el mismo Vicente Castaño lo hablamos y él reconocía que fue un error haberlo matado.
¿Vicente Castaño está vivo?
Pues hasta la última vez que lo vi estaba vivo.
¿Cuándo fue la última vez que lo vio?
La última vez lo vi en Villa Esperanza en una reunión con el ministro Sabas y el Alto Comisionado para la Paz.
¿Usted cree que eso que dicen de que él está muerto es una estrategia para bajar su perfil?
Siempre lo he dicho. No fueron capaces de ocultar la muerte de Marulanda que estaba en la selva; no fuimos capaces de ocultar la muerte de Carlos Castaño... Es imposible ocultar la muerte de una persona tan importante en el país. Yo creo que ya se hubiera comprobado si estuviera muerto
Hablemos de lo que usted ya le ha revelado a la justicia en el tema de algunos dirigentes políticos. Sobre el tema del senador Juan Carlos Martínez usted no ha ahondado mucho, hábleme de él.
Sobre el tema de Juan Carlos se están presentando una serie de situaciones en el Valle donde estaban yendo periodistas a tratar de desvirtuar muchas cosas con los muchachos que están detenidos en algunas cárceles. Y entonces adelanté mi versión sobre él, que es un senador con influencia en Buenaventura, que nosotros lo apoyamos, que tiene vínculos con el narcotráfico y que nosotros lo apoyamos por pedido de algunos amigos que nos pagaban impuestos para salidas de narcotráfico. Era un tipo muy poderoso en el Valle
¿Cómo fue el acercamiento de él con las autodefensas?
Es que cuando nosotros llegamos a Buenaventura en el año 2000, una persona que hacía la parte política, Fernando Político, empieza los contactos con el senador Juan Carlos Martínez, ya que Juan Carlos era muy amigo de personas muy conocidas en el mundo de Buenaventura.
¿Es decir ustedes vienen apoyándolo de alguna manera desde el 2000?
Sí, desde el año 2000.
¿Y entonces le ayudaron para el 2002 y para el 2006 también?
Yo di un cronograma de todos los barrios que nosotros controlábamos en Buenaventura. Nosotros controlábamos casi la totalidad de Buenaventura y donde la votación allá del senador Juan Carlos, la podrán verificar, se dio fue con el apoyo nuestro.
Pero usted que empezaron a apoyarlo por solicitud de los narcotraficantes. ¿La relación de este senador con el narcotráfico es anterior a la relación que tuvo con ustedes?
Lógico
¿Y esos tipos eran quiénes?
Holmes Durán era uno de ellos y los hermanos González.
¿Esas relaciones de Martínez y esta gente vienen desde cuándo?
No sé, pero creo que se conocen desde niños.

¿Y por qué estos tipos querían apoyarlo?
Porque nosotros teníamos el control de Buenaventura y por ese control era necesario nuestra ayuda para poder que sacara la mayoría de votos y estos ‘narcos’ que lo conocían desde niño y que nos pagaban impuestos por la droga nos pidieron el favor de que lo ayudáramos.
Este señor fue el padrino de la campaña del actual gobernador del Valle Juan Carlos Abadía ¿Usted conoce algo de él?
No puedo adelantarme a dar nombres que no haya dado en Justicia y paz.
Yo le estoy dando una ventana para que adelante verdades porque su extradición está a la vuelta de la esquina. ¿No le da susto llevarse muchos de sus secretos a los Estados Unidos?
No pues, si nos toca llevárnoslos nos los llevamos y algún día volveré a Colombia
¿En 30 años?
El tiempo no es el infinito, toda condena tiene un fin.
Bueno muy bien, ¿pero de Abadía se abstiene de hablar?
Sí, en el momento en que hablemos de otros personajes de la política en el Valle, si está vinculado lo mencionaremos.
¿Y de la senadora Dilian Francisca Toro?
No la conozco y sólo la he visto por televisión. En ningún momento se reunió conmigo.
¿Y el senador Luis Fernando Velasco?
Yo nunca dije que me reuní con él sino que uno de mis subalternos sí lo hizo.
¿Bueno pero a usted le consta si él le solicitó algo a las Auc? ¿Qué le reportaron sus subalternos a usted?
A nosotros los subalternos para poderse reunir con personajes yo tenía que autorizarlos. Como yo era clandestino no le daba la cara a políticos ni a militares, pero se autorizaba a Fernando Político y a Andrés Camilo y a otras personas de la región para reunirse con políticos. Yo mencioné que un subalterno mío, Armando Lugo, se había reunido con Velasco.
¿Qué le reportó su subalterno en esa reunión?
Eso está en una investigación en la Corte Suprema. Yo le pedí a la Corte que escuchara a Armando Lugo para que él explique qué acuerdos hizo con él o para que se reunió con él porque como le digo, no quiero entrar en más desinformación. Lugo está detenido en la cárcel de Bellavista.
¿Fue uno o fueron varios encuentros?
Creo que un solo encuentro
¿Pero Velasco ha dicho que ha sido un opositor del paramilitarismo?
Pues todos los senadores, representantes o políticos que han resultado mencionados han dicho que son enemigos nuestros y que nos han combatido. Y a todos se les ha comprobado que sí tenían vínculos con las autodefensas. Nosotros estamos como la novia fea, en la noche nos acariciaban y en el día no nos voltiaban a mirar.

¿Esas reuniones de sus subalternos con políticos éstos sabían con quiénes se encontraban o no?
Había unos mandos medios que eran muy reconocidos en la zona donde operaban. Entonces esas personas tenían un dominio tanto político como militar en la zona y es casi que imposible que personajes políticos se reunieran con ellos sin saber que eran de las autodefensas. Toda la comunidad sabe quién es cada uno de los comandantes en la zona. Entonces es imposible que se programen unas reuniones con las comunidades y miembros de las autodefensas sin que el político sepa.
¿En este proceso no hay víctimas ni trampas entonces?
Nadie es culpable hasta que se le demuestre lo contrario. Hay casos donde muchos que están detenidos sí tuvieron vínculos directos con nosotros. Pero de pronto por cosas de la vida algunos tuvieron relación sin saber que éramos de las Auc.
¿Y el ex gobernador del Cauca Juan José Cháux?
Él se reunió con nosotros porque tenía un familiar secuestrado, y en una reunión estuvo Vicente Castaño, Carlos, Don Berna y yo. Él estaba pidiendo colaboración para que si nosotros lo teníamos se lo entregáramos. Se le aclaró que nosotros no lo teníamos. No más. Nosotros no lo beneficiamos políticamente.
¿Y el senador antioqueño Rubén Darío Quintero?
Rubén Darío Quintero de pronto fue una persona de las que de pronto tuvieron una vinculación sin saber. En Urabá se montó un proyecto político regional, el Urabá Grande, y se escogieron unos Representantes a la Cámara de la zona del Urabá. Estos representantes buscaron el aval de él. El proyecto político se montó en la zona de Urabá con el aval de todos los grupos que tienen influencia allá, el grupo de El Alemán, de Raúl Hazbún y mío. Pero el Alemán fue el encargado de liderar ese proyecto político. A mi no me consta nada de Quintero, no sé si el Alemán.
¿Él es una víctima en este caso?
No sé. Conmigo no tuvo relación.
¿Y el senador Antonio valencia?
A Antonio Valencia yo lo apoyé también. Él fue asesor de Asocomún, una asociación de asociaciones comunales de la zona que era manejada por el Bloque Elmer Cárdenas, y él además hizo formula con Alberto Jiménez, una persona que yo apoyé y que era parte de las autodefensas, pero que se quemó. Eso fue en 2002. Cada bloque tenía un criterio diferente en la parte política de cada una de sus regiones.
Sáqueme de una duda. ¿Fueron las Auc las que buscaron a los políticos o fueron los políticos los que buscaron a las Auc?
De las dos formas. Hay políticos que nos buscaron y nosotros buscamos políticos también. Usted sabe que llegar al poder es muy bueno y los políticos hacen cualquier cosa para llegar al poder. Si nos buscaban para que los apoyáramos sabiendo que éramos ilegales, imagínese. Nosotros en el 2005 tuvimos una reunión en San Pedro de Urabá con el alcalde de allá y no nos quiso atender porque éramos desmovilizados. Pero cuando estaba en campaña sí nos buscaba, que estábamos uniformados y enfusilados. Ahí sí no le daba miedo cuando éramos un grupo ilegal, y nos necesitaba para que lo ayudáramos con votos. Pero cuando fuimos a buscar apoyo para los proyectos productivos de los desmovilizados, sí le dio miedo reunirse con nosotros. Ese día, delante del señor de la OEA, me salí de casillas y le dije que cómo cuando nosotros estábamos en armas ahí sí nos iban a buscar al monte y ahora que estamos desmovilizados no. Los políticos sí utilizaron a las autodefensas para alcanzar sus objetivos.
¿Cómo era el acercamiento de los políticos que llegaban a ustedes?
Hay una anécdota en el Valle de un señor Darío, se me escapa el apellido, que era concejal y candidato a la Alcaldía de Cali que me fue a buscar a un campamento en Timba, Cauca y llegó allá y vino a proponerme que lo secuestrara y que mandara un comunicado a los medios para él poder ganar popularidad y subir en las encuestas. Yo inmediatamente llamé a Carlos Castaño, le pasé a Carlos al teléfono y él le pegó una vaciada y lo echamos de allí. Casualmente a los 8 días el ELN lo secuestró.
Usted habla de un caso sensible para Colombia: Jaime Garzón. Usted dice que fue una vuelta para ayudarle a los militares. ¿A quiénes?
Carlos tenía muchas relaciones a nivel nacional muy importantes. Pero las manejaba solo. Cuando sucedió lo de Garzón a Carlos le dio muy duro y se arrepintió totalmente porque el crimen impactó al país y todo el país se vino encima. Fue un hecho que marcó a Carlos. El problema de un movimiento político-militar es que hay hechos militares que acaban con todo lo político y con la muerte de Garzón pasó eso. Carlos toma la decisión y matan a Garzón. Eso que dicen que Garzón se dio cuenta que lo iban a matar y fue a la Picota y que Ángel Gaitán Mahecha lo puso al teléfono, todo eso es verdad. Carlos le negó ahí que lo iba a matar pero las cosas no se arreglaron porque la orden ya estaba dada y todo estaba andando. En la geurra hay cosas que uno hace que uno cree que no es capaz de hacer o nunca cree que va a tomar esas decisiones pero en la guerra uno tiene que tomar decisiones.
Pero si Carlos se arrepintió del asesinato, ¿fue porque estuvo mal informado?
La información que se tenía era que él tenía alguna vinculación con el ELN y que venía siendo intermediario entre familiares de secuestrados y esa guerrilla. Gente del alto mando Ejército le dio esa información a Carlos. Eso tenía muy molesto al Ejército. Yo siempre fui cercano a la casa Castaño y por eso me enteré de detalles pero eso era un tema casi vetado para Carlos, porque a lo último ya no hablaba de eso. Llegó al punto de hasta negarlo, como lo hizo en su libro ‘Mi confesión’. No conozco qué militar le dio la información a Castaño. Si lo supiera, lo diría. Así los ex militares que están tratando de acallarme sigan tratando de hacerlo. Carlos era el único que sabía qué militares hicieron la vuelta.
El Iguano habló de el ex sub director del DAS, José Miguel Narváez en el tema de Jaime Garzón. ¿Eso es cierto?
Lo que yo sé es que ahí no hay ningunos casetes, que ese señor Narváez no tiene nada que ver en el tema. El Iguano en 1999 era un simple patrullero, no tenía cercanía con Carlos.
Él también habla del secuestro de Piedad Córdoba y vuelve a meter a José Miguel Narváez.
En una organización que estaba tratando de convertirse en una organización político militar había que cometer hechos que nos dieran reconocimiento político. Por eso se le secuestró, porque era una persona que llamaba la atención. Después del secuestro de Córdoba, Carlos exigió una comisión del Gobierno para negociar su entrega. Nunca se pensó en asesinarla, para asesinarla no hubiéramos tenido necesidad de llevárnosla al monte.
Usted, Mancuso y el Alemán, mencionaron al general Rito Alejo del Río ¿por qué cree que la Fiscalía aún no le ha abierto una investigación formal?
Lo que he dicho de él es porque es verdad y me ha traído muchos problemas porque hay muchos ex militares que están incómodos con lo que he declarado sobre las fuerzas militares y las autodefensas. El se reunió con Carlos castaño. Yo no sé por qué no lo han vinculado a ningún proceso. Pero sí le digo que cuando yo era comandante en el Urabá y él, comandante de la Brigada 17, yo secuestré 2 personas dentro de la Brigada, que habían sido detenidas por el Ejército. Yo las saqué de un calabozo, un señor David y otro.
¿Y uno cómo hace para secuestrar en una brigada?
¡Con la complicidad del Ejército! Yo me los llevé en el mismo carro de la brigada, un trooper rojo carpado. Sacamos a los dos detenidos del calabozo, eran del V frente de las Farc. Ellos habían secuestrado a una señora en Buenaventura y el coronel Danilo González, visitándonos en Medellín, nos entera del caso y nos dice que las negociaciones se están realizando desde el Urabá. Nosotros investigamos y cayeron estas personas. Entré yo a la Brigada, las saqué, las llevamos hasta Buenaventura y los desaparecimos. El general Rito Alejo era el comandante de la Brigada.
Cuántas veces se reunió usted con Rito Alejo?
Rito Alejo bajó mucho donde Carlos en muchas oportunidades, a fincas en límites entre Córdoba y Urabá. ¿En ese momento qué buscábamos? La Fuerza Pública estaba muy amarrada para poder combatir la guerrilla. Cuando nosotros empezamos a combatirla, implementamos los mismos métodos que utiliza la guerrilla contra el Estado y dimos buenos resultados. Ahí es cuando el Ejército se vincula con nosotros y comenzamos a patrullar y a hacer operaciones conjuntas. Los resultados iban en beneficio del Ejército que hacía presencia en la zona. Eso era lo que buscaban esas reuniones: permitir que las autodefensas pudieran operar. Con el coronel Byron Carvajal yo patrullé en el año 95 y combatimos la guerrilla, con el conocimiento de los comandantes.
¿Hubo muchos muertos a manos de las Autodefensas presentados como guerrilleros dados de baja en combate?
Yo andaba como Pedro por su casa. Entraba a la brigada, al cuartel de la Policía, y hacía lo que quería. Yo hablaba de muchas personas de la Fuerza Pública porque yo lo he dicho siempre: nosotros éramos ilegales y son más culpables ellos que nosotros, porque ellos representaban al Estado y estaban obligados a proteger esas comunidades y nos utilizaban a nosotros para combatir a la guerrilla. Su obligación era defender la vida de esas personas, fueran o no ilegales. Nosotros cometimos muchos homicidios y tenemos que responder. Pero ellos también han de responder. En Urabá cuando empezamos, todos los cuerpos se dejaban donde se mataba a la gente. Después de un tiempo la FP comienza a presionar: que nos dejan seguir trabajando, pero que desaparezcamos las personas. Ahí es donde se empiezan a implementar las fosas comunes.
¿Usted quiere decir que la idea de los cementerios de los paramilitares fue idea de la Fuerza Pública?
Inició por pedido de la Fuerza Pública. Porque eso subía los índices de mortalidad en los municipios y eso no les convenía. Entonces nos decían: ‘desaparezcan y los dejamos trabajar’. Y nosotros desaparecíamos.
¿Qué otros oficiales tuvieron relación con las AUC en el Urabá?
Toda la Fuerza Pública tenía relación con nosotros. Yo andaba libremente en una Hilux blanca, que llamaban ‘camino al cielo’, y asesinábamos personas todos los días, en todos los municipios del Urabá. Yo andaba enfusilado, con mis escoltas enfusilado, y no me capturaban. La única que denunciaba era la doctora Gloria Cuartas. ¿Pero por qué no nos capturaban? Porque todos nos apoyaban.
¿Qué sabe de la captura que en el 95 le hizo la Fuerza Pública a Mancuso y a Jorge 40?
A ellos los capturaron, sí, y llamaron a Carlos. Y Carlos llamó al coronel Danilo González y los liberaron.
¿Me puede adelantar algún nombre de oficiales de la Policía de los vaya a hablar próximamente?
No puedo. Me faltarían seis meses más de versión. Falta mucha gente todavía por mencionar.
¿Y cuánto le falta por mencionar de políticos?
Apenas estamos empezando con la política.
¿Cuál fue la relación de las autodefensas y el cartel del norte del Valle, y la conexión del coronel Danilo González?
El bloque calima existe desde el año 2000. Se hace una reunión ese año en la finca del mocho Arcángel Henao, ya que el objetivo de las autodefensas no era servirle al narcotráfico sino ser un grupo independiente para combatir la guerrilla. En esa reunión estuvieron Diego Montoya, Rasguño, el mocho Arcángel, y hubo otra serie de narcos. Nos reunimos porque Vicente y don Berna citan a una reunión para tratar de buscar un apoyo financiero para las autodefensas en el Valle. Porque la guerra no se financia vendiendo empanadas y con la plata de la economía legal es imposible sostenerla. Nos tocó recurrir a las finanzas ilegales.
¿Ahí empiezan las fisuras con Carlos Castaño, quien siempre se opuso a que las autodefensas fueran infiltradas por los ‘narcos’?
Una cosa era permitir que el ala ‘narca’ ingresara a las autodefensas. Y otra cosa era financiarnos de un negocio del narcotráfico, que era cobrar un impuesto. En el Valle siempre nos financiamos cobrándole impuesto a los ‘narcos’, pero no ingresaron estos señores a las autodefensas. Ni Diego ni Rasguño.
Pero ellos sí querían pasar por miembros de las autodefensas
Hubo un momento en que Carlos estuvo liderando una negociación macro con el gobierno americano, donde estaban incluidos todos los narcos del Valle y casi de todo el país y algunas personas de las autodefensas vinculadas con el narcotráfico. Se mandó una carta al Estado norteamericano donde Carlos ofrecía, voluntariamente, su sometimiento y el de muchas personas del narcotráfico. Luego se hizo otra reunión en la finca de Rasguño y allá fueron ‘narcos’ como Chupeta, Varela, Víctor Patiño y fue Carlos también. Se acordó que se mandaba esa carta y esa carta se la llevé a Diego Montoya y después a Danilo González, y ellos la hicieron firmar de otras personas. Pero esta negociación fracasó porque comenzaron problemas de conceptos. Muchas de las personas que firmaron decían que nosotros éramos catalogados como terroristas y que eso iba a tener una repercusión en Estados Unidos, porque allí no negociaban con terroristas. Y los ‘narcos’ comenzaron a retirarse del acuerdo. Rasguño fue el que hizo desistir a muchos ‘narcos’ de la negociación. Pero todos terminaron allá, y sin una negociación previa.
¿Carlos Castaño lo que pretendía era negociar directamente con la justicia norteamericana?
Negociar allá y acá. Él decía que el combustible de la guerra era el narcotráfico, que había que sacar de alguna forma a esta gente del narcotráfico para poder mermar la guerra en Colombia. Danilo González era un apersona muy cercana a Carlos y ellos trabajaron desde el bloque de búsqueda contra Pablo Escobar. Cuando nosotros ingresamos a Buenaventura yo me reuní con Danilo González, y con él se coordinó para ingresar la gente allá. La mayoría de la información del cartel de Cali la entregó el cartel del norte del Valle a Danilo González. A Chepe Santacruz lo entregó Carlos Castaño.
¿Quién ordena la muerte de Danilo González?
Muere por la guerra entre Varela y Diego Montoya.
En las reuniones que usted menciona, ¿estaban Varela y Montoya juntos?
Sí, sí. Pero arranca una guerra a muerte entre ellos, porque en el Valle había muchos poderes, muchos patrones y tantos poderes no cabían en un departamento tan pequeño.
¿Usted cree que la infiltración del narcotráfico en las autodefensas se tiró el proyecto antisubversivo?
Sí. Lamentablemente, sí. Carlos lo decía: a las autodefensas del Magdalena Medio las acabó el narcotráfico, cuando llegó Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha. Acabaron con las autodefensas, mataron gente, a casi todos los comandantes antiguos.

¿En ese contexto uno podría decir que el proyecto de las autodefensas fracasó porque no pudo acabar con la guerrilla?
La guerrilla está, pero no está tan fuerte como antes. Cuando nosotros empezamos en las AUC la guerrilla tenía el control de todo el país, como en el Urabá. Hoy en día la guerrilla está en sectores marginales. Por eso el movimiento de las autodefensas no fracasó. Fue tanto el crecimiento y la penetración de las autodefensas a nivel nacional que mire cuántos políticos hay en la cárcel por vínculos con nosotros, cuántos militares hay vinculados, cuántos empresarios. Yo creo que fue un éxito total. El fracaso fue la negociación. El problema fue el narcotráfico, el verdadero acabose de las autodefensas.
¿A Castaño le dio muy duro cuando fue pedido en extradición por Estados Unidos por narcotráfico?
Carlos lloraba. Decía que no era justo porque él era la persona que más estaba en contra del narcotráfico en las autodefensas. Él decía que su extradición era política. Carlos combatía el narcotráfico de frente.
En esa misma solicitud fue pedido Juan Carlos Sierra, alias El Tuso. ¿Él era cercano a Carlos Castaño?
No lo conocía. No sé cómo hizo él para entrar al proceso de paz. Yo al Tuso lo conocí en Ralito. A Gordolindo, por ejemplo, lo conocí en el año 2000 porque me lo presentó Vicente Castaño.
¿Quiénes eran los colados en el proceso de paz?
Me queda muy difícil a mí ponerme a decir eso porque me trae más problemas todavía. A un comandante no lo hace el uniforme. Hay mucha gente que vestía de militar, pero no eran comandantes. Por ejemplo, Gordolindo. Los hermanos Mejía Múnera al menos tuvieron un bloque de las autodefensas en Arauca. Yo no sé Vicente cómo haría el negocio con ellos. El Tuso Sierra, por ejemplo, no tuvo grupo a su cargo.
¿Varela también tuvo relación con las AUC?
Él fue más bien un opositor al as AUC en el Valle. Él tenía más relación con la guerrilla.
¿Y Don Diego?
Él sí era totalmente antisubversivo.
Pero, entonces, ¿el temor más grande de ustedes era la extradición?
Después de lo que hemos pasado en la vida, yo creo que no. Estamos preparados.
¿Usted cree que las autodefensas no estaban preparadas para negociar con el Gobierno?
No estábamos preparados para una negociación. El único que lo estaba era Carlos, y Mancuso también se preparó mucho. Pero nos faltó más madurez política para poder afrontar la negociación.
Hubo muchos reparos al proceso de paz con las AUC. Porque la paz se hace con los enemigos, no con los amigos, y de alguna manera las autodefensas eran amigas del Estado.
Si esa hubiera sido una negociación de yo con yo, estaríamos todos en la calle. Pero estamos presos, unos extraditados. No fue una negociación de yo con yo. Fue una negociación donde el Gobierno buscó lo que quería y lo logró. Y nosotros perdimos. Porque negociamos mal. Porque no firmamos acuerdos, no se fue muy claro en lo que iba a pasar en el post conflicto. Y vea cómo estamos. En la cárcel, otros extraditados, otros muchachos se están rearmando por falta de oportunidades. La mayoría del a gente que está en la guerra no está por voluntad, sino porque no hay qué hacer. La guerra se volvió una bolsa de empleo. Creo que faltaron más compromisos del Gobierno para generarles condiciones a los muchachos que se desmovilizaron. En la civilidad, ellos no han encontrado ninguna condición.
¿Y por qué no vieron todos esos vacíos antes?
No estábamos preparados para negociar, pero ahora lo vivimos en carne propia.
¿Se sienten ‘conejeados’ por el Gobierno?
No, porque el Gobierno no nos prometió nada que no nos haya dado. En este momento nos está dando lo que negociamos, que fue nada.
¿Nunca se pactó la no extradición?
En ningún momento.
¿De quién fue la idea de negociar en Ralito?
Esa zona la propuso Mancuso. Vicente también impulsó la negociación.
¿Él era el verdadero mandamás de las autodefensas?
Él fue el impulsor del crecimiento militar, y Carlos, el impulsor de la parte política.
¿Por qué se voló Vicente cuando ordenaron el traslado de los jefes ‘paras’ a la cárcel?
Porque él siempre dijo que no pagaba un día de cárcel.
¿Cuál va a ser el fin de él?
Vamos a ver qué le depara el destino. En nuestro mundo, o terminamos en la cárcel o muertos. Es el destino que nos espera.
¿Qué tanto infiltraron las AUC la justicia?
Todos teníamos manejo con las autoridades de la zona.
¿Ustedes estuvieron cerca de asesinar a algún jefe del Secretariado de las Farc?
En diciembre del año 2000 yo monté un operativo en Barragán, en el Valle. Allá vivía Pablo Catatumbo y allá nos metimos y combatimos cinco días duro. Estuvimos por cogerlo, sino que él se nos voló hacia Santa Lucía, y allá le llegamos también. Estuvimos encima de él. Pero usted sabe que los del antiguo Secretariado siempre estaban en zonas donde era imposible llegarles.
¿Usted sabe de los negocios de Giorgio Sale, Mancuso y la Corte?
No sé.
¿Ustedes tuvieron asesorías de abogados durante la negociación?
Carlos trajo un tipo de Francia, otro de Argentina y un tipo de Israel, y nos dieron conferencias para prepararnos sobre otras negociaciones en el mundo. Y abogados también, porque nosotros por supuesto contratábamos para que nos solucionaran nuestros problemas jurídicos.
¿También tuvieron asesores espirituales?
(Risas) No. ¿Usted qué cree?
¿Cree en el proceso de Justicia y Paz?
Si no creyera en él, no estaría entregado al 100%. El compromiso de esto es con toda la verdad. Yo entregué mi fusil y los de los hombres a mi mando antes de que saliera la Ley de Justicia y Paz. Lo hice porque creía en el proceso, aún sin Ley y porque estaba convencido de que era el momento de parar la guerra.
No me negará que también entregó el fusil confiado porque había muchos congresistas que había hecho pactos con los paramilitares y tramitarían una ley favorable para ustedes
Lógico. Aunque a nosotros nunca nos mostraron la Ley antes de presentarla al Congreso.
¿Qué le va a pasar al proceso, cuando muchos de ustedes terminen extraditados en Estados Unidos?
Las grandes víctimas son las víctimas, que se van a quedar sin conocer muchas verdades, con muchos familiares desaparecidos. Es que han querido hacer ver que la reparación es solo dinero, y la verdadera reparación es la verdad.
Usted ha hablado de una cifra bastante escabrosa: que gente bajo su mando asesinó a tres mil personas. ¿Cómo hace uno para conciliar el sueño sabiendo que mató a tanta gente?
En las autodefensas hay dos clases de comandantes: unos que participamos en la guerra y que la hicimos, y otros que se vestían de comandantes y ordenaban a otras personas a hacer la guerra. Hace poco, le pedí perdón a cinco madres por la desaparición de sus seres queridos, que arrojamos al río Cauca en el año 2000. Una de las madres me dijo que no me perdonaba, y yo le contesté lo siguiente, y es algo que siento de verdad: si no he sido capaz de perdonarme yo mismo, cómo esperar que una madre a quien le quité su hijo me perdone.
¿Usted realmente cree que hay una contrición verdadera de la gente en el proceso?
Esto lo hemos asumido todos con distinto compromiso. El termómetro de esto son las víctimas, y yo lo he asumido con responsabilidad, y he tratado de darle respuesta a las víctimas. Yo me he vinculado a cientos de hechos en los que la justicia no tenía idea que yo había participado, y muchos de connotación nacional, como la masacre del Aracatazo, como en el caso de la muerte de las personas que secuestré en la brigada. Yo nunca estuve vinculado al proceso, pero ahora lo estoy. Es que hay que contar la verdad, porque de esta guerra sólo se beneficiaron los ricos de este país. En esta guerra perdieron los pobres y nosotros, que estamos en la cárcel. Nosotros pusimos muertos y puso muertos el pueblo. Pero los ricos se beneficiaron. Hay que contar la verdad para que esas personas no sigan utilizando la guerra para beneficiarse económicamente.
¿Cómo fueron los tratos con las bananeras?
Nosotros llegamos a recuperar el control en el Urabá, ya que se venían presentando paros que perjudicaron a las empresas, y hacían paros cuando los barcos estaban afuera esperando, y la fruta, perdiéndose. Cuando llegamos al Urabá en febrero del 95, no hubo un solo paro más. Porque yo, personalmente, iba y obligaba a la gente a trabajar. ¿En beneficio de quién? De estas empresas exportadoras. Por eso yo también he dicho que estas empresas deben responder a esas víctimas.
¿Considera que la condena de 25 millones de dólares que le impuso la justicia norteamericana a Chiquita Brands por financiar paramilitares es irrisoria?
Vino a hablar conmigo un senador americano que me preguntaba si la plata que nos dieron las bananeras era para matar gente. Yo le dije que no era plata para matar gente específicamente, pero que con esa plata sí matamos mucha gente. Porque con esa plata compramos armas, municiones, le dábamos la alimentación a los muchachos. Yo creo que si nosotros, que fuimos partícipes de la guerra, en la parte material tenemos que responder en la reparación; las empresas que se beneficiaron de esa guerra también deben pagar, y no con una cifra precisa, sino con una reparación como debe ser, tratando de recuperar el tejido social de esa zona.
En todo ese exterminio en el Urabá, cayeron muchos miembros de la UP. Hábleme de ese capítulo.
Es muy importante. A muchos de los ex comandantes les ha dado miedo hablar de sindicalistas asesinados. Yo sí lo afronto porque creo que es una verdad que necesita el país. Y en el Urabá fueron muchos los sindicalistas que murieron. En el Urabá la UP era manejada por las Farc, y a esa gente no se le mataba por ser de la UP sino por el nexo con la guerrilla. Lo mismo que los sindicalistas: la guerrilla penetró el sindicalismo colombiano.
Y muchos inocentes murieron en esos señalamientos.
Sí. Murieron más inocentes que culpables. Pero es que la guerra es irregular, si no lo fuera, no morirían inocentes. Todas eran personas de civil que murieron en los pueblos. Nosotros sí cometimos muchos errores en el Urabá, porque nos basábamos en información que nos daban los comandos populares, que eran desmovilizados del EPL. Y matamos mucha gente sólo por el hecho de que ellos los señalaran. Con el transcurso del tiempo nos dimos cuenta de que muchos de los señalados eran por problemas entre ellos, que nada tenían que ver con la subversión y debido a eso, todas esas personas que nos engañaron también murieron a manos nuestras. Y las comunidades también son muy culpables, porque en algún momento llegábamos a una vereda y los convocábamos a la plaza y no faltaba el de la comunidad que señalara: ‘Es el de camisa verde’. Y nosotros lo matábamos. La misma comunidad los ‘sapeaba’. Eso fue un problema porque en un principio nos daban información que no era y muchos inocentes cayeron.
¿Y esa ola de homicidios, cómo la puede justificar hoy?
Muchos asesinatos los cometimos por el convencimiento del proyecto antisubversivo.
¿En qué año entró usted a las autodefensas?
En 1994. Tenía 28 años. Mi primera operación fue a finales de 1994 en Córdoba. Yo todavía estaba en entrenamiento en la finca La 35 y Las Tangas. Ahí fue la primera vez que maté a alguien. Ingresé a las autodefensas por un amigo que era cuñado de un primo de los Castaño
De su mano, ¿cuántas personas mató?
Muchas. Fueron muchas. Y en general, calculo que mis dos bloques asesinaron a 3.000 personas o más. Muchos se tiraron al Cauca. Cantidades.
¿Y cómo hacían para que no flotaran? ¿Es verdad que los abrían y los rellenaban con piedras?
No. El Cauca se lo lleva todo.
¿Quién lo entrenó a usted en armas?
Había una escuela en La 35. Allá nos entrenaba JL, que era un sargento retirado del Ejército. Doble Cero, también, que era el comandante después de los Castaño, y alias Estopín, que era un instructor. Duré cuatro meses en entrenamiento. Yo combatí en La Guajira, en Atlántico, en Córdoba, en el Valle, en el Urabá, y abríamos zonas para luego entregarlas a comandantes.
¿Por qué no se ha confesado la sevicia con que ustedes perpetraron muchas masacres? ¿Les da todavía urticaria de hablar de tantas atrocidades?
Estamos en la obligación de contarlas. Mi próxima versión va a ser para hablar sólo de masacres, como la del Naya, la de Alaska, de varias incursiones a Barragán, de la de Zabaletas. Vamos a contar cómo murieron estas personas y si hubo excesos de las tropas. Mire, se han generado muchas historias sobre los crímenes paramilitares. Yo ingresé como patrullero y llegué al Estado Mayor, y pasé por todos los estadios, y a mí nunca me enseñaron, en ninguna escuela, a descuartizar una persona o a beber sangre o a comerse dizque el hígado. Eso no me lo enseñaron. Son dificultades que se dan en las zonas. Matar gente se vuelve un vicio, como meter perico o fumar marihuana. Hay gente que se deja absorber de eso. Y llegan límites de la vida que ya son fuera de lo normal. Pero eso no era una directriz, sino que eran decisiones de los muchachos en el área.
¿Sus tropas qué tipo de excesos cometieron?
Cuando llegamos a Urabá decapitamos mucha gente. Se generó como estrategia para promover terror. Ya que nosotros éramos 20 hombres y allá había muchos frentes guerrilleros. Entonces utilizábamos situaciones para generarle terror a la población, para que nos tuvieran más miedo a nosotros que a la misma guerrilla.
Usted está a punto de ser extraditado a Estados Unidos. ¿Qué les dice a las víctimas?
Les pido perdón. La verdad va a quedar a medias con las extradiciones, y ellos merecen conocerla toda.
Deme un dato de la USB de Carlos Castaño
Entregué la USB y me mandaron para un aislamiento. Le digo algo y abren Gorgona para mí.
Los cargos por los que fue requerido alias ‘H.H.’
La Embajada de los Estados Unidos solicitó la extradición de Hebert Veloza García, alias H.H., Carepollo o Hernán Hernández, por los cargos de concierto para importar y distribuir en los Estados Unidos desde un lugar fuera de ese país cinco o más kilogramos de cocaína, con el pleno conocimiento y la intención de que dicha sustancia sería importada de manera ilegal.
La acusación también incluye la pena de decomiso, la cual busca la extinción de todos los bienes del ex jefe paramilitar que se hayan derivado de los ingresos que obtuvo como resultado de la ejecución de los delitos antes mencionados.

Anónimo dijo...

El anónimo de las 19:28 de ayer es
ingenuo.El problema en la falsa
y temeraria denuncia del presidente
Uribe no fue un error ni se resuelve
con unas disculpas.Alvaro Uribe Vélez no es juan perico de los palotes sino
el presidente (aunque ilegítimo) de
la república y denunció a un magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia que investiga y tiene presos a un gran número de
políticos de su entorno.Fue una
denuncia contra la justicia en
representación de la delincuencia
parapolítica que gobierna este país.¡Qué disculpas ni qué pan caliente!

Anónimo dijo...

Según HH EL GENERAL RITO ALEJO DEL
RÍO SE REUNÍA PERMANENTEMENTE CON
CARLOS CASTAÑO PARA COORDINAR LOS ASESINATOS Y MASACRES EN URABÁ CUANDO ERA GOBERNADOR DE ANTIOQUIA ALVARO URIBE VÉLEZ.

Anónimo dijo...

Ahora la figura de la extradición
es manipulada por el salgareño (o
el gato)para tapar sus crímenes.

Anónimo dijo...

Pueblo extorsionado por el gobierno y la banca internacional. No puede pensar mas allá de sus narices porque no sabe si tendrá para la operación o el colegio o la casa. Así las cosas le toca aguantarse a los mafiosos que son los que mueven la economía. Y ellos son AUV, sus primos, sus socios, sus complices y sus aúlicos.
Este país ha sido extorsionado por los capitalistas hasta el nivel de sumisión y degradación que vivimos actualmente. Será Colombia un país soberano, prospero y tranquilo dentro de 20 años? Seguramente no. Con el nivel de pobreza y colonización que se espera es imposible.

Anónimo dijo...

SALDO EN ROJO es el título de una columna publicada en EL TIEMPO de
hoy,sobre el fracaso de la mal llamada ley de justicia y paz.

Anónimo dijo...

URIBE SE CONVIRTIÓ EN DICTADOR

YA TIENE 2173 AMIGOS

Anónimo dijo...

Resulta repugnante que el presidente
Uribe solicite a los Estados Unidos
que imponga a los extraditados penas
más dura.Dichos sujetos fueron extraditados a las volandas y sorpresivamente por exportar 5 o 10 kilos de coca cuando en Colombia se les juzgaba por los más atroces delitos tales como asesinatos en masa,desapariciones,etc.El presidente
Uribe tiene bofe o como dicen en
mi campiña bolivarense:fuera de que
se pea se incomoda.Sinverguenza.

Anónimo dijo...

que cosa tan extraña esta noticia no?

hermano de ministro investigado

La Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que investiguen a Guillermo León Valencia Cossio, hermano del Ministro del Interior.
Un fiscal de la Unidad Nacional Antinarcóticos e Interdicción Marítima compulsó copias a la unidad delegada ante la Corte Suprema de Justicia para que investigue a Guillermo León Valencia Cossio, director seccional de la fiscalía en Medellín y hermano del actual ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio.

Fuentes de la Fiscalía aseguraron que existen indicios para establecer que Valencia Cossio hacía parte activa en la organización al mando de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’.

Anónimo dijo...

A quienes conocen mas de sistemas, creo que seria bueno que las declaraciones de HH y de los demas, las coloquen en formato PDF que lo hace mas facil para enviarlo a todos los amigos y para ir guardando estos documentos que tarde o temprano nuestra historia tendra que hacer justicia con las victimas y castigara a los responsables, empezando por VARITO.

Las declaraciones de HH son la prueba mas clara de la participación de VARITO y su cartel en crimenes de lesa humanidad.

Anónimo dijo...

Yo tambien hace dias deje de escuchar a la W de julio Sánchez Cristo y me ha ido muy bien ... es cuestión de acostumbrarse ... ahora utilizo las mañanas para algo mas productivo.

Finalmente quiero decirles que oir y leer a Maria Isabel Rueda me producen ganas de vomitar.

También utilicé con Maria Isabel la misma estrategia que usé con Julio Sánchez ... es decir, definitivamente CANCELARLOS y para siempre.

Anónimo dijo...

Felipe: Dejemos de decirle al "doptor" Varito, alias el "salgareño", presidente

O.E.M. 8.8. dijo...

ACA ENTRE NOS

TE LEISTE ACASO YA los protocolos de los sabios de sion .?

y POR eso ESTOS JUICIOS TAN ELOCUENTES QUE SACAS EN TU SITE .?

que bien , pero mira que si censuras el blog no sea por culpa del orate ....


si lo censuras ha de ser porque A ALGUIEN A TU ALREDEDOR LE INCOMODA DEMASIADO LO QUE EL ORATE DICE ...


loco o no HABLA DE una version diferente de la que todos creemos .

qe no sea por culpa de un orate que habla de unos impostores que se escudan bajo el manto sacerdotal judio para justficar kapitaismo guerras komunismo religion publicidad hekatombe por doquier y degeneramiento de las razas ....

si lo censuras es porque a ALGUIEN A TU ALREDEDOR LE INCOMODA BASTANTE que alguien vea mas allá de lo que quieren que veamos ...

el que avisora mas allá de las masacres la IMPOSTURA el traketeo el nepotismo el cinismo y la hiporesia ... uno como el orate que sabe muy bien , perfectamente qe la porqueria tiene un solo dueño ....

y que la unica lógica que debe funcionar en la humanidad y sus sociedades es la que comulgue con la PACHA MAMMA ( madre naturaleza) y su perfecta inmesidad y ciclos naturales .!

agua aire tierra fuego , lo demas es vanidad y banalidad ..

SIEG HEIL .!


Y TODO BIEN , NO CENSURES QUE YO ME QUEDO BIEN CALLADITTO ....

quita la censura , que no hablaré de los dueños de la porqueria ...

quítala todo bien ...

QUE DE LA CENSURA DE ESTE SITE NO SE CULPE A UN ORATE NACIONALISTA .!

saludos desde el macizo COLOMBIANO .... agua oxígeno y bendiciones para los seres atormentados por la farsa del "progreso" y su grandisima puta la "civilizacion", QUE HOY NOS MUESTRA A NUESTRO ceacescu ENCARNADO EN EL #82